De Gennaro y militantes del Frente de Todos analizaron el presupuesto de Lanús

El contador y ex asesor en la comisión de Hacienda del Concejo Deliberante de Lanús Raúl Cavalli brindó una charla para militantes del Frente Popular Lanusense sobre los elementos que componen al presupuesto municipal. También fue parte de la charla que se realizó este martes en el local partidario de la Avenida H. Yrigoyen 3678 el líder del espacio, Víctor De Gennaro.

Rodeado de militantes y referentes del espacio que conduce el co-creador de la CTA, Cavalli brindó los pormenores del cálculo de gastos e ingresos del distrito en la gestión de Néstor Grindetti, explicó como analizarlo y respondió inquietudes de los presentes.

Además, el ex asesor avizoró algunas alarmas para lo que podría ser una futura intendencia de Edgardo Depetri, el candidato del Frente de Todos en Lanús relacionado con el presupuesto cercano a los 5 mil millones de pesos.

Es que el 63 por ciento de los gastos totales están afectados al pago de salarios y a la empresa de recolección de residuos y limpieza de calles Covelia, donde la última se lleva 1321 millones de pesos (29%) en el ejercicio 2019.

Esto, conjugado con un incumplimiento en el pago de las Tasas de Servicios Generales (TSG)  cercano al 50 por ciento de los vecinos y la futura desfinanciación del sistema de Red AMBA por parte de la provincia –el municipio deberá hacerse cargo del 100 por cien en 2020-, configuran un panorama difícil para la futura gestión.

“Edgardo (Depetri) va a estar obligado a hacer una revisión integral de todo o hacer un impuestazo a algunos sectores salvo que de Provincia o Nación manden partidas de dinero”, aseguró Cavalli sobre la tarea que debería realizar el concejal de repetir los resultados de las PASO en octubre.

Dentro de esa revisión no solo se incluye el poner la lupa sobre la labor de los empleados municipales y buscar la forma de otorgar aumentos de los bajos salarios que perciben, sino también idear una manera de repuntar el índice de pago de las tasas en los vecinos y renegociar varios contratos, en especial con Covelia.

“Hay que sentarse y renegociar el contrato con Covelia porque es carísimo y el servicio no se presta”, enfatizó sobre lo que consideró una necesidad para volver a ponderar partidas para áreas casi desfinanciadas como cultura, que apenas cuenta con el 1 por ciento del presupuesto.

Por último, coincidió con De Gennaro en la necesidad de implementar controles para conocer el destino de los fondos y hacer un seguimiento cercano de los gastos durante las gestiones municipales.