Lanús: Cruces de ATE y el Sindicato de Municipales con el Mmunicipio por cesanteados

ATE Lanús y el Sindicato de Trabajadores Municipales de Lanús (STML) denunciaron el despido de al menos 15 empleados pertenecientes a las áreas de Seguridad Ciudadana, que habrían estado en contacto con casos de Covid-19 positivo, y de Tránsito. Algunos de ellos incluso habían presentado síntomas informaron de la central sindical, mientras que la Comuna explicaron que se trató de “vencimiento de contratos” de “empleados faltadores”.

Los despidos en Seguridad Ciudadana se habrían originado luego de que un efectivo diera positivo en el test a finales de junio y cuatro compañeros suyos decidieran aislarse preventivamente en lugar de realizar la jornada laboral mientras el resto continuase cumpliendo sus tareas, sin embargo con el correr de los días más trabajadores del sector y de Tránsito corrieron la misma suerte, informaron desde ATE.

“Les dieron que tenían que salir a trabajar y quien no quisiera hacerlo iba a ser echado” aseguró a DiarioConurbano.com Noelia Arraigada, representante de empleados municipales en ATE Lanús sobre los cuatro efectivos que tras el llamado al 148 “actualmente se encuentran aislados y bajo supervisión médica como casos sospechosos”.

Días después, según consignó la referente sindical “aparecieron más con síntomas pero les insistían con que tenían que ir a trabajar” y a algunos de los que no asistieron a esa jornada laboral “por la noche les mandaron el telegrama de despido”, mientras que los aislados recibieron este jueves la notificación “vía telefónica de que estaban despedidos”.

En total son 10 los trabajadores de Seguridad Ciudadana involucrados, mientras que se confirmaron a otros cinco de Tránsito en la misma condición luego de situaciones similares, aunque desde ATE estiman que haya “muchos más que no se animaron a hablar porque están con la idea de que los pueden volver a reincorporar”.

“En tránsito argumentan las mismas cuestiones, que si alguno se quejaba o decía algo podía quedar marcado y de ahí los despidos. No hubo razones que justifiquen los despidos y no faltaban a trabajar, fue todo arbitrario”, fustigó la representante de los empleados municipales en ATE Lanús.

En esa línea, también remarcó que a estos “se les rescindió el contrato no sólo violando los derechos laborales (Ley 14.654), sino también el Decreto Nacional que prohibe los despidos y los protocolos de salud que aconseja el Ministerio de Salud”.

“Es muy obsceno todo y una vergüenza, porque ni medición de la temperatura para los trabajadores o protocolo establecido hay. Esto habla del descuido muy grande en el municipio hacia los trabajadores que están sosteniendo las políticas públicas”, lamentó Arraigada.

Por otra parte, además de los despidos desde ATE también reclamaron por la falta de elementos de seguridad sanitaria y un protocolo para evitar contagios en el ámbito laboral y actuar ante la aparición de síntomas en el personal.

“En Seguridad Ciudadana el personal comparte los chalecos, los autos no estaban desinfectados, solo se los sanitizaba una vez a la semana; y ellos debían estar con sus elementos de cuidado porque no les brindaban nada siendo trabajadores esenciales, incluso cumpliendo sus tareas de lunes a lunes exponiéndose al transporte púbico”, denunció Arraigada.

Los trabajadores agrupados en ATE anunciaron medidas de fuerza y también el pedido reclamo de la reincorporación de cada uno de ellos. Mientras tanto, desde la central asisten legalmente a los involucrados mientras buscan articular acciones con el gobierno bonaerense.

 

Los municipales también repudiaron el episodio

Sumándose al reclamo de la central, el STML también emitió un comunicado firmado por su Secretario General, Miguel Pedelhez, en donde expone que los efectivos de seguridad “fueron ‘llamados’ por una señorita de nombre Antonelli, quien sin más identificación les comunico que estaban dados de “baja” del Municipio, y que ya no se tendrían que presentar a trabajar, dado que eran trabajadores esenciales y no estaban cumpliendo sus tareas”.

El texto también hace hincapié en el incumplimiento del Decreto Nacional 329/2020 y sus ampliatorios que establecen la preservación del empleo durante la cuarentena y critica a los funcionarios municipales “que en claro abuso de poder cometen atropellos e injusticias contra los trabajadores” declarándolos “personas no gratas”, además de establecer el “estado de alerta” en el sindicato y exigir la reincorporación de los afectados.

“Hoy más que nunca, pondremos en valor el bien más preciado que tenemos los trabajadores que es el derecho a la VIDA Y A LA SALUD, es insostenible que funcionarios se sientan tan omnipotentes, que lleguen al extremo, no solo de incumplir con los protocolos y decretos vigentes, sino que además se atrevan a humillar, amenazar, hostigar y acosar trabajadores, con métodos de violencia y patoterismo inaceptables”, expresa el comunicado.

 

La versión del municipio

En tanto que voceros del municipio consultados por DiarioConurbano.com adjudicaron el reclamo a una “cuestión política” que se mueve a la par de “lo sanitario” y explicaron que a estos trabajadores “no se los echó” sino que “se les vencían sus contratos y se decidió no renovárselos” porque son “empleados faltadores (sic) que no cumplían sus tareas”.

“El municipio necesita agentes de Seguridad y Tránsito comprometidos para seguir trabajando en pos del bienestar de los vecinos, por eso no se renovaron los contratos de gente que no estaban mostrando buena performance laboral”, aseguraron desde la gestión del intendente Grindetti.

Sin embargo, reconocieron que se detectó el caso positivo “como también los hay en otros sectores del municipio, por ejemplo el secretario de Atención Ciudadana o la trabajadora del SAME de la sala San Martín”.

“Casos de Covid hay en el municipio, por suerte pocos, y se tratan de manera puntual. En esta oportunidad hubo un caso de Coronavirus, se hizo el relevamiento, una limpieza total del sector, sanitización de los vehículos y se puso en aislamiento a los contactos estrechos de ésta persona como indica el protocolo”, informaron desde la Comuna.