Correa en la UNLa: “La economía de un país se construye protegiendo a los productores locales”

La Universidad Nacional de Lanús (UNLa) entregó el diploma de Doctor “Honoris Causa” al ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, en un acto que tuvo lugar en una colmada Aula Magna Bicentenario de la institución académica. El homenajeado, brindó una conferencia sobre “Un sistema latinoamericano para el desarrollo”.

 

Entre otros conceptos, expresó: “Recibo este doctorado en representación de los perseguidos, con los que continuaremos resistiendo y venceremos. Esa es la respuesta”.

 

Hizo mención del “talento argentino” y destacó a las figuras “que hacen historia y son orgullo para todos los latinoamericanos: el Papa Francisco, Lionel Messi, San Martín, Gardel, Borges, Cortázar, el Che Guevara, las Abuelas y las Madres de Plaza de Mayo… Uno de cada cuatro premios noveles latinoamericanos es argentino”.

 

El ex mandatario ecuatoriano realizó un recorrido sobre la historia económica, política y social de América Latina y denunció que Estados Unidos “los quiso convencer” de que el libre mercado era “la fuente de todas las virtudes”, y así logró que América sea “el continente más desigual del planeta” con “pobreza generalizada”.

 

“El intercambio es desigual entre los países desarrollados y en desarrollo. Estados Unidos nos habla de las bondades del libre mercado y ellos son los primeros proteccionistas. Y está bien. La economía de un país se construye protegiendo a los productores locales y a las economías regionales”, expresó.

 

Correa consideró que si todos los países de Latinoamérica se unen “será mucho más fácil aplicar una verdadera estrategia de desarrollo y así proteger» a los pueblos en un orden mundial que «no es solo injusto sino que muchas veces es inmoral”. A su vez, insinuó que las políticas para tener una región más equitativa y eliminar la pobreza son “bastante conocidas”.

 

Estas políticas constan de, en primer lugar, un sistema tributario progresivo en el que “el que más tiene, más paga”; en segundo lugar, que ese ingreso tributario sirva para financiar, a través de un “adecuado gasto público”, igualdad de oportunidades y en tercer lugar, “gobernar los mercados en función de los objetivos sociales”, debido a que las sociedades deben ser “con mercado” y no “de mercado”. 

 

También expresó: “El trabajo humano no es un objeto, es sujeto, por eso no se puede hablar de mercado laboral. Y si lográramos tener una moneda contable regional hacen falta menos reservas. El mundo del futuro será un mundo de bloques”.

 

Para finalizar: “El accionar de la OEA es inaceptable, criminal. Si no veamos los casos de Bolivia, Venezuela y Argentina (con las Malvinas), por sólo poner algunos ejemplos. Necesitamos un organismo que nos represente en la región”.

 

El acto, además del homenajeado, contó con la presencia de la de la rectora de la casa de altos estudios, Dra. Ana Jaramillo; la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; el presidente del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires e intendente de Esteban Echeverría, Fernando Grey; el vicerrector de la entidad anfitriona, Nerio Neirotti; directores de departamentos, secretarios y directores de carreras de la UNLa; organizaciones sociales y sindicales, agrupaciones políticas y estudiantiles, docentes, no docentes, graduados, estudiantes y público en general.

.

Los motivos del Honoris Causa

 

Entre los considerandos de la resolución del Consejo Superior de la UNLa que le otorgó al distinción a Correa su inquebrantable espíritu democrático” y haber sido un “fiel intérprete de la voluntad e intereses de su pueblo”.

 

Los considerandos de la distinción destacaban, además, que Correa es “un promotor activo en pos de la integración latinoamericana y la construcción de un nuevo orden geopolítico global multipolar, más justo y más humano”.

 

El texto hizo hincapié también en “la gran legitimidad popular que alcanzó Correa y la consiguiente estabilidad política que logró para su país, ya que desde su asunción como Presidente en 2006, cuando impulsara la Revolución Ciudadana (afrontando tres elecciones presidenciales en ocho años), se hizo cargo de un país que había tenido siete presidentes en tan solo 10 años, lo que demuestra que ha sido un fiel intérprete de la voluntad e intereses de su pueblo”.