Dolor y esperanza por los dos lomenses que están en ARA San Juan

SUBMARINO SUBIRLuego de una intensa búsqueda del submarino ARA San Juan, que llevaba 44 tripulantes y que perdió comunicación con plataforma terrestre el día miércoles 15 de noviembre cuando navegaba las costas del Océano Atlántico, se comenzó a saber la identidad de cada uno de los tripulantes. Dos de ellos, Enrique Damián Castillo y Jorge Ariel Monzón, son oriundos de Lomas de Zamora, lugar que hoy los extraña y espera atentos las próximas noticias respecto a la localización de la nave.

Jorge Ariel Monzón residió en la localidad de Lomas de Zamora hasta que se instaló en Mar del Plata, junto con una pequeña hija llamada Abril y su esposa. Monzón es egresado de la Escuela Secundaria 3 de Turdera, en la que terminó sus estudios en el año 1999. La escuela, “Héroes de Malvinas”, expresó en las redes sociales que “acompaña a la familia en este difícil momento” y recordó con una emotiva foto al compañero que supo transitar las calles de Turdera en sus primeros años de adolescencia.

La familia de Monzón, que aún reside en la localidad nombrada de Lomas de Zamora, optó por el silencio ante los medios de comunicación, pero no dejó de lado el uso de las redes sociales para poder enfrentar tan difícil momento. En este sentido, y con el apoyo de amigos y vecinos a través de distintos comentarios, la hermana del cabo principal Monzón posteó una imagen significativa, pocos días después de que se conociera la noticia sobre el extravío de la señal del buque. En la misma, puede apreciarse la imagen del ARA San Juan, sumergido en las aguas argentinas, con la leyenda “En Dios confiamos. Los estamos esperando, camaradas”.

La “Revista Llavallol”, medio local de los vecinos, indicó en una de sus publicaciones: “Jorge Ariel Monzón es un héroe de Llavallol que navegaba en el submarino de la Armada de la República Argentina San Juan, en el que protegía nuestro mar con Honor, coraje y amor por nuestro país. Fuerzas a su familia”.

En comunicación con Diarioconurbano.com Cecilia, directora de la escuela a la que acudió Monzón indicó que conocieron la noticia de que el tripulante era ex alumno gracias a la visita de madres de ex alumnos, que al escuchar el nombre acudieron para avisar a la comunidad educativa. “El primer impacto fue tremendo, pega fuerte”, manifestó Cecilia, y sumó que la tristeza se siente “desde que se recibió la noticia a nivel nacional, por la tarea y labor que estaban realizando” los tripulantes del ARA.

En este sentido, aseguró Cecilia, que al “tomar dimensión de que había estudiado acá, todo llegó a un centro mayor de sensibilidad”. Además, agregó que “todavía está la incertidumbre” sobre lo ocurrido, y que desde la comunidad educativa “hay esperanza”. También agregó en diálogo con el portal que para los próximos días, y con noticias reales y actualizadas de los hechos, “la idea es realizar una semblanza y una placa conmemorativa, que va a ser con el tiempo y con la participación del Centro de Estudiantes y la Cooperadora”.

Por otro lado, Enrique Castillo, cabo principal, es oriundo de Lomas de Zamora, tal como lo indica su perfil de Facebook, y como un grupo de vecinos se han abocado a recordar en las últimas horas. También tuvo lugar en las últimas horas una publicación de Anabella Aguirre, familiar de Castillo, quien publicó una foto del cabo en el sur del país, rodeado de pingüinos, con la descripción: “Este es nuestro súper héroe, hija. Fuerza, mi amor, fuerza”.

Dicha foto fue comentada por más de un centenar de personas, que expresaron su acompañamiento y dolor desde distintas partes del país. “Fuerzas, muchas fuerzas”, “No estás sola, tengamos esperanzas que aún estén esperando el rescate”, “Villa Centenario los apoya”, fueron algunos de los comentarios que inundaron la foto, que se juntaron con más de 150 “me gusta, me encanta y me entristece” como muestra de apoyo.

En un grupo de Facebook donde se convocan vecinos para saber la realidad local, se publicó una foto de Castillo, con una descripción que llamó a recordar al vecino. “Hola, me gustaría que sepan que en nuestro barrio Villa la Madrid hay un héroe, él estuvo en el submarino” comenzó relatando una vecina, y sumó “fuerza a toda la familia de parte de los vecinos de la zona, son gente muy amable y buena (por la familia)”. Por último, llamaron “al milagro de Dios”, a la espera de nuevas noticias.