“Con la resolución de Bullrich, los casos de gatillo fácil se van a incrementar mucho más”

Luego de la marcha en contra de la “Doctrina Bullrich” y con la consigna “No al gatillo fácil y la represión”, Anahí Vázquez, hermana de un joven de 17 años asesinado el 25 de septiembre de 2013 tras una persecución policial en Lanús, opinó sobre la Resolución 956/18 publicada por el Ministerio de Seguridad nacional. “Ahora tienen luz verde para reprimir, para disparar sea por el motivo que sea. Si antes no estaba el permiso y había millones de casos de gatillo fácil, ahora mucho más se va a incrementar”, manifestó la mujer, quien busca justicia por Nicolás que hace cinco años fue asesinado por Héctor Amarilla, un ex comisario de Lanús.

Publicado en el Boletín Oficial, la resolución permite a los policías federales disparar, entre otras acciones, sin dar voz de alto. En este sentido, Anahí indicó que la Policía “tiene vía libre para disparar”. “Sea porque tenga una visera, porque se asustó o porque estaba robando, van a disparar. Cuando no estaba publicada hacían represiones igual, ahora están autorizándolos a matar”, explicó.

El caso de Nicolás resonó en Lanús debido a que Amarilla había tenido otras seis causas más por abuso de la autoridad y gatillo fácil. Aquel día Nicolás había salido de un local de ropa deportiva, ubicado en la peatonal 9 de Julio y Oncativo en Lanús, sin haber comprado nada y Amarilla había comenzado a correrlo porque lo acusó de haber robado una remera. A las pocas cuadras, la víctima intentó mostrarle al efectivo que no había robado nada y el Policía le disparó en la nuca.

“Es un desastre lo que hizo Bullrich. La Policía debería estar más controlada sobre el uso de las armas de fuego. Tienen que accionar hasta cierto punto. Si hay jóvenes que delinquen, que los detengan y dejen que actúe la fiscalía. Pero no agarrar a un pibe y matarlo”, apuntó Anahí. Si bien actualmente Amarilla está exonerado de la fuerza, está prófugo.

El reclamo en contra de la resolución alcanzó a las organizaciones sociales y sindicales de debido a que hay cuatro oportunidades en las cuales las fuerzas podrán hacer uso de armas de fuego. En defensa propia o de otras personas; para impedir la comisión de un delito de gravedad; para proceder a la detención de quien represente un peligro inminente y oponga resistencia a la autoridad; para impedir la fuga de quien represente ese peligro.

En este sentido, Anahí afirmó que ahora “están protegidos y el Gobierno los apoya en todo para accionar”. “Van a tener un pero para cubrirse de lo que hacen. Se manejan con tanta impunidad que esto contribuye al no control, a no tomar consciencia sobre la vida del otro”, aseveró la hermana de Nicolás, quien murió en el acto luego de que Amarilla le disparara.