Con el acompañamiento de Cambiemos, el oficialismo aprobó la Emergencia Alimentaria en Lomas

En sesión ordinaria, el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora aprobó la ordenanza que declara la emergencia Alimentaria en el distrito, que permite al Ejecutivo municipal reforzar la asistencia alimentaria y crear una “Mesa de Diálogo Social” multisectorial para el diagnóstico y análisis de la situación. Cambiemos acompañó en general pero se opuso a algunos artículos en particular dentro de la votación nominal.

En el marco del reclamo que esgrimen con mayor fuerza desde el inicio de la semana organizaciones sociales, sindicales y dirigentes políticos y que tendrá una presentación formal en el Congreso con un Proyecto de Ley, quedó establecida la Emergencia Alimentaria en Lomas de Zamora por un año.

Basado en la grave crisis por la que atraviesa el 32 por ciento de la población del País y 35,9 del Conurbano, con índices de desocupación del 9.1%, de inflación en 47.6% y decrecimiento del país en un 2.5%; la ordenanza autoriza que el Ejecutivo realice adecuaciones presupuestarias para paliar las consecuencias de la problemática.

Además se solicita a los gobiernos nacional y provincial decretar la Emergencia Alimentaria en todo el país y Buenos Aires y el refuerzo de la asistencia alimentaria al municipio, mientras que al gobierno de María Eugenia Vidal se le pide informes sobre las cantidades y tipos de productos alimentarios que se entregan desde su administración a comedores, parroquias, organizaciones no gubernamentales o toda otra institución de la sociedad civil del distrito.

A su vez, desde el texto se invita a distintos sectores de la sociedad a participar de una “Mesa de Diálogo Social”, que será conformada por funcionarios del Ejecutivo y el Legislativo municipal para hacer un diagnóstico de la situación en el distrito, formular propuestas y gestionarlas ante la provincia y la Nación para combatir la crisis y “fortalecer y movilizar la solidaridad y colaboración de todos los sectores de la comunidad”.

Durante la sesión, la concejal de Unidad Ciudadana Laura Berardo aseguró que con la declaración de la Emergencia Alimentaria se busca “darle al intendente, que está decidido a priorizar las políticas sociales del municipio, la posibilidad de hacer las adecuaciones presupuestarias para cumplir ese objetivo”.

“Se está priorizando que el intendente tenga las herramientas para garantizar la alimentación de los lomenses”, explicó la referente de Unidos y Organizados en Lomas y sostuvo que “no se puede justificar de ningún modo al estado de crispación al que se llegó y decir que la Emergencia Alimentaria es un slogan de campaña”.

“Los municipios peronistas se hicieron cargo de la crisis de la que se desentendieron desde el Gobierno Nacional y provincial”, fustigó en tanto.

Su compañero de bancada Álvaro Llambi remarcó que desde las organizaciones sociales la Emergencia “se pidió hace tres años y hoy ya es una catástrofe lo que tenemos” porque “hay familias que no llegan a poner dos platos de comida en la mesa todos los días” y reveló que los comedores “están desbordados” así como también “no alcanzan las ollas populares, tampoco los merenderos y comedores y las ayudas del Estado son insuficientes”.

“El gobierno llegó prometiendo pobreza cero y hoy no quiere declara que en la Argentina hay hambre”, enfatizó el referente en el distrito del Movimiento Evita.

Por su parte, el presidente del bloque Cambiemos, Diego Cordera, expresó que desde su espacio “se está de acuerdo con la Emergencia Alimentaria”, aunque remarcó su rechazo a las facultades que se delegan en el jefe comunal: “No creemos que el intendente necesite superpoderes para adecuar partidas y tranquilamente puede venir a este recinto mañana para discutir la aprobación o rechazo, porque el Concejo Deliberante tiene que discutir estos temas”, objeto.

Por eso, Silvia Sierra, la radical Graciela Andrada, el hombre de Elisa Carrió en Lomas, Jorge Villalba; y el mismo Cordera asentaron su rechazo a la autorización para readecuar partidas presupuestarias, algo que luego Sandra Ferreyra y Fabio Denuchi secundaron en votación nominal.

Asimismo, Gustavo Ganchegui fue más allá y también anunció el no acompañamiento a casi todo el articulado, ya que tampoco acompañó los pedidos dirigidos a los gobiernos nacional y provincial al aducir que desde ambas esferas “se tomaron todas las medidas que se pudieron para aliviarle a los argentinos el tránsito por esta crisis”.

Quienes aprobaron sin restricciones fueron José Coba del Partido Renovador Federal, quien admitió que como concejal tiene “la responsabilidad moral de acompañar el proyecto porque la gente la está pasando mal”, y el Frente Renovador.

“La ministra (de Desarrollo Social, Carolina Stanley) dijo que la Emergencia ya está declarada, pero eso no se nota en lo absoluto. Ahí está la importancia de hacer escuchar la voz de este recinto en las esferas políticas superiores”, puntualizó el presidente del bloque massista Ramiro Trezza.