Con Alberto Fernández y Depetri, en Lanús la CTA anunció su vuelta a la CGT

En el marco de un multitudinario plenario, la CTA de los Trabajadores aprobó por unanimidad que se comience un camino de reunificación con la CGT, luego de treinta años de distanciamiento y diferencias. Junto al candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández; a la candidata a vicegobernadora, Verónica Magario; y al candidato a intendente de Lanús, Edgardo Depetri; se selló el primer paso para la unidad del movimiento obrero en el 2020. 

El acto se llevó a cabo en el Microestadio de Lanús, lugar que fue colmado por los trabajadores alineados a la CTA y que contó con la presencia en el escenario con los líderes de Camioneros, Hugo y Pablo Moyano; el dirigente de la CGT, Omar Plaini; el secretario general de la Bancario, Sergio Palazzo; el dirigente de la Corriente Federal, Héctor Amichetti, la candidata a vicejefa de gobierno porteño, Gisella Marziotta; el diputado y conductor de La Cámpora, Máximo Kirchner; entre intendentes, concejales y diputados.  

También se aprobó por unanimidad, el rotundo respaldo a todos los candidatos del Frente de Todos. 

“Este es un momento histórico, hace 30 años varias organizaciones decidimos dejar esa participación en la CGT, un paréntesis que duró tres décadas pero hoy el pueblo argentino tiene una nueva oportunidad y se ganó el derecho de tener en la Casa Rosada a un presidente y a una vicepresidenta que surgen de las entrañas del pueblo”, vociferó el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yaski.

Apuntó, así, que la unidad del movimiento obrero tiene como fin “recuperar la justicia social, la producción, el trabajo digno” y aclaró: “Fuimos capaces de construir una undiad porque hubo una mujer que vino a la Mesa de Acción Política del PJ y nos dijo que hace falta unidad para ganar las elecciones que viene y mayor unidad para gobernar un país que va a quedar destruido”.  

No hubo abstenciones ni votos en contra, sino una multitud que gritaba en cada pausa que hacían los dirigentes en su discurso: “Unidad de los trabajadores, y al que no le gusta, se jode, se jode”. 

A su turno, el candidato presidencial se mostró contento ante el paso de importancia que votó la CTA. En su discurso, advirtió que Cambiemos “deja un país como en 2003” y comparó que “el daño que se le hizo al país saliendo de la convertibilidad es casi igual al daño que le hizo Macri en estos cuatro años de gobierno”.

“El cambio somos nosotros para terminar con este presente de horror. Nos quieren hacer creer que tenemos muchos derechos pero no, no entienden que las mejores sociedades son las que distribuyen derechos, no las que los quitan”, aseveró Fernández.  

Y sentenció: “Siempre valoré la actitud que tuvo Cristina, la enorme grandeza de dar un paso al costado, esos son los dirigentes que nos hacen falta porque un día aprendimos que todos divididos no tenemos futuro”.

Bajo la misma línea, Máximo Kirchner destacó el trabajo de la militancia y el paso de reunificación del movimiento obrero, a lo cual, reflexionó: “Cuando nos quisieron quebrar más nos unimos, cuando nos quisieron voltear, aguantamos. Y no solo se trata de resistir, sino que sería bueno que algunos sectores comprendan que esos planes económicos liberales, financieros para unos pocos nunca funcionaron.”

Y convocó a “no aflojar hasta el 27 de octubre porque ese día le toca al pueblo despedir a un Presidente que no hizo su trabajo”.

A su turno, Magario destacó que “la unidad de los trabajadores, es la unidad de los hombres y mujeres el país” y cargó contra el intendente Néstor Grindetti y aquellos candidatos que buscan despegarse de la imagen del Gobierno nacional y Provincial: “No hay proyecto local sin proyecto nacional y provincial, aquellos intendentes que quieren vender la idea de que las cosas se separan, les digo que están equivocados”. 

“Esta unidad nos pide la sociedad, y es la que venimos a poner en marchar y a proponer junto a Axel Kicillof para que esta Provincia cambie la historia y el círculo virtuoso empiece de nuevo”, reafirmó. 

Para finalizar, el candidato a intendente local se mostró sumamente emocionado por el Congreso nacional de la CTA de los Trabajadores y por el respaldo a su candidatura: “Son 40 años de mi vida dedicados al movimiento obrero y soy peronista y soy candidato del Frente de Todos, pero antes que todo, soy trabajadores y un dirigente orgulloso de construir la unidad con todos ustedes”. 

“Hoy construimos el espacio político en Lanús para derrotar a Grindetti”, sentenció. 

Del acto, también, participaron intendentes como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Andrés Watson (Florencio Varela); los legisladores Carlos Tomada, Vanesa Sisley, Leopoldo Moreau; Darío Díaz Pérez, entre otros.