Cascallares, con diputados, habló de un sistema previsional “sustentable”

El titular del Instituto de Previsión Social bonaerense explicó que existe en la actualidad una relación casi ideal para sostener el pago de pasivos. “Hay 825 trabajadores contra 225 mil jubilados”, aseguró.

El presidente del Instituto de Previsión Social bonaerense, Mariano Cascallares, se reunión con legisladores que integran la comisión de Presupuesto e Impuestos en la Cámara de Diputados, para hacer el informe semestral correspondiente y dar a conocer el estado de situación del organismo.

Las preocupaciones surgidas del diálogo atravesaron la situación económico-financiera del IPS, el fondo anticíclico para enfrentar eventualidades, los gastos operativos para su funcionamiento, las demoras en resolver los trámites para nuevos jubilados y la sustentabilidad del sistema previsional en la provincia.

 Algunos datos que surgieron de la reunión fueron los siguientes:

 -La relación entre trabajadores en actividad y pasivos es de las mejores del mundo, y se acerca al ideal de 4-1. Actualmente, la provincia de Buenos Aires tiene 3,7 aportantes activos por cada jubilado: 825 trabajadores contra 225 mil jubilados.

 -El superávit de 2013 fue de 1800 millones de pesos, que se sumaron al Fondo Anticíclico para totalizar 8.600 millones de pesos.

 -El gasto operativo para funcionamiento del organismo el del 0,34 por ciento del presupuesto provincial.

 -La resolución de los trámites para jubilarse no superan los 90 días hábiles.

 -La jubilación promedio en la provincia de Buenos Aires es de 9.150 pesos. Aunque aquí surgió uno de los temas a corregir con urgencia en el futuro. Hay jubilados que perciben un haber de 2 mil pesos, cifra que se ubica muy por debajo del piso nacional. Eso sucede porque los salarios en los municipios tienen enormes diferencias entre sí. Luján, por ejemplo, tiene un salario promedio para trabajadores activos de 5.500 pesos, mientras que otras comunas no llegan a los 3000, por debajo del Salario Mínimo, Vital y Movil, que el Gobierno Nacional se presta a actualizar el lunes próximo.

 Las respuestas del funcionario fueron netamente informativas, aunque también dejaron elementos que permitieron el debate con los diputados, sobre todo opositores como Ricardo Jano, del Frente Renovador; Juan Carlos Juárez, del Frente Amplio Progresista; y Christian Castillo, del Frente de Izquierda y los Trabajadores.

El principal punto de reclamo pasó por la necesidad constitucional de mantener separados los fondos del IPS de los que administra el Gobierno bonaerense en el cálculo de recursos que diseña año tras año. Además, la “indispensable” –tal cual coincidieron en calificar los legisladores- decisión de centralizar la base de datos con la historia laboral de los bonaerenses en el Instituto, para que a un jubilado no se le complejice la búsqueda de comprobantes que den cuenta de sus años de aporte.

Consultado sobre el Plan de Inclusión Jubilatoria que ayer convirtió en ley el Congreso Nacional, Cascallares apuntó que para la provincia de Buenos Aires es una medida “muy importante”, ya que beneficiará a casi 230 mil vecinos de los diferentes municipios bonaerenses “en su gran mayoría mujeres que trabajaron toda su vida pero que por diferentes motivos no pudieron realizar sus aportes”. “Entendemos que es una nueva ampliación de la seguridad social en la Argentina para dar cobertura a la totalidad de nuestros adultos mayores”, finalizó.