El Municipio de Almirante Brown anunció el inicio de la histórica construcción del paso bajo nivel en la intersección de la avenida San Martín y las vías del Ferrocarril Roca, ramal Glew, en el límite entre las localidades de Adrogué y Burzaco, un proyecto que beneficiará directamente a los 25 mil vehículos que transitan por la zona cada día.

La obra tiene un plazo de ejecución de 18 meses y consiste en la creación del paso bajo nivel, la construcción de dos puentes vehiculares para los vecinos y vecinas frentistas, un puente para las vías, rampas para el cruce peatonal y un proceso de urbanización que incluye veredas, accesos a las casas, iluminación y arreglo de espacios verdes.

“Estamos muy contentos con el comienzo de los trabajos de una obra central para nuestro distrito y que es trascendental para los más de 25.000 vehículos que pasan todos los días por este lugar. Próximamente vamos a estar comenzando también con el viaducto en la rotonda Los Pinos y estamos trabajando fuertemente con los proyectos de dos bajo a nivel más: uno en Calzada y otro Longchamps”, subrayó Mariano Cascallares durante una recorrida por el lugar.

El jefe comunal le agradeció al presidente Alberto Fernández por la decisión política de avanzar con esta importantísima obra, al tiempo que resaltó el trabajo articulado y el apoyo del Ministerio de Transporte de la Nación y del titular de Trenes Argentinos Infraestructura, Alexis Guerrera.

Desde la Comuna indicaron que los trabajos en la zona ya comenzaron y que actualmente se está haciendo la perforación y colocación de armadura para los 253 pilotes con los que se estructurará el paso bajo bajo nivel.

 

DETALLES

El proyecto fue ideado por el Municipio de Almirante Brown y la obra es financiada por el Ministerio de Transporte de la Nación.

El paso bajo nivel tendrá una doble calzada circulación este-oeste, con una dársena separadora central. Estará conformado de un puente para las vías y dos puentes vehiculares para que los frentistas a las vías tengan una calle propia para cruzar de un lado a otro y también con salida a la avenida San Martín, además de la creación de rampas peatonales.

En aspectos técnicos, el nuevo paso tendrá una altura de 5.75 metros, pensada para que pueda ser utilizado por vehículos de todos los tamaños, y un ancho de 17 metros compuesto por dos carriles de ida y vuelta.

También se harán dos puentes vehiculares, uno a cada lado de las vías que le dan salida a la calle de convivencia de los vecinos y vecinas que viven en la zona; un tercer puente más para las vías del ferrocarril donde se trasladará el tren y también rampas peatonales para cruzar caminando de un extremo a otro.

El proyecto se hará en una sola etapa, compuesta por la excavación, el armado de muros de hormigón, la colocación de una losa de subpresión, la construcción de los tres puentes y finalmente una obra de equipamiento urbano que incluye veredas, rampas, acceso a casas, iluminación y arreglo de espacios verdes.

Esta iniciativa se enmarca en un plan integral que el Municipio de Almirante Brown, encabezado por el intendente Mariano Cascallares, realizó para la construcción de varios sistemas de Cruces Bajo Nivel que mejorarán y agilizarán el tránsito en el Distrito.

La construcción tendrá un plazo de ejecución de 18 meses y durante todo el proceso el Municipio dispondrán una serie de medidas para que la afectación en la transitabilidad de la zona sea “mínima”.

En este sentido, se harán cortes parciales dejando carriles habilitados para que la circulación de lado a lado se mantenga.

Según anticiparon desde el Municipio, en el único momento en que la circulación será cortada por completo es durante la construcción de los puentes. De esta manera el objetivo es tener el mínimo corte de calle posible sobre la avenida, dejando siempre laterales para que los vehículos puedan circular.