El mercurismo de Lomas volvió a romperse y otro concejal abandonó ese espacio

Crédito: Concejo de Lomas

Diego Cordera formalizó su separación del espacio opositor durante la última sesión de Concejo Deliberante y conformó el monobloque Partido Renovador Federal basado en una “decisión personal que ya venía hace mucho tiempo analizando y evaluando”. En diciembre pasado el bloque se había fracturado por la mitad y los opositores que no acompañan al otrora candidato a intendente se nuclearon en Juntos por el Cambio.

Consultado por DiarioConurbano.com Cordera aseguró que su separación “no es una salida” sino que “en diciembre ya hubo una ruptura del bloque y ya venía todo medio disperso”, por eso concretó su decisión en este momento.

“No hay ninguna cosa rara con ninguno de los 23 concejales, esto pasa por una decisión personal que ya venía hace mucho tiempo analizando y evaluando. En función de eso decidí, después de diciembre y con un bloque dividido, tomar el camino solo”, afirmó en tanto.

Así, el edil de extracción peronista cristalizó su alejamiento de un bloque que carga con críticas internas desde octubre pasado para terminar debilitándose hasta dejar atomizada a la oposición en el Concejo de Lomas y a merced del oficialismo, que con 14 concejales de su lado comanda los destinos del recinto.

Sobre el viraje del espacio que conformaba en detrimento de lo local, Cordera sostuvo que “en el Concejo muchas veces se termina hablando muchas cosas a nivel nacional y provincial dejando de lado los problemas de los vecinos” pero “teniendo una banca desde el vecinalismo se va a poder representar mejor al vecino”.

“La mejor manera en que puedo representar a los vecinos es desde el vecinalismo, sacándome un poco de encima todo lo que es la política nacional y provincial para así encarar los problemas de los vecinos y encontrarles soluciones en el recinto”, explicó el edil.

Ahora, presidido por Sandra Ferreyra y con la presencia de Gabriel Mércuri, Andrea Escribano y el radical César Bértoli, el bloque ahora se denomina FE-UCR-Cambiemos pero se redujo y ya no posee la primera minoría en el recinto.

Sin embargo, Cordera aseguró que no solo mantiene buena relación con sus anteriores compañeros de bancada sino también “con los otros 23 concejales” porque “más allá de la política todos queremos el bien común y en el bien común hay que buscar el diálogo para encontrar consensos y que las soluciones lleguen rápido a los vecinos”, enfatizó.

No es la primera vez que el mercurismo sufre una ruptura. El año pasado tuvo la fuga de José Coba para, también bajo la bandera del Partido Renovador Federal, competir por la intendencia en paralelo con la lista macrista y en diciembre tras la asunción de los nuevos ediles el debilitado espacio se quebró al conformarse el bloque Juntos por el Cambio con Silvia Sierra, el vidalista Gustavo Ganchegui, el referente lomense de la Coalición Cívica Jorge Villalba y la radical Graciela Andrada.