Brown: El Municipio celebró los signos de recuperación de la economía

El Municipio de Almirante Brown ponderó un informe oficial del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación que concluye que “la Economía Argentina ingresó en el segundo semestre del año 2020 con algunos signos de recuperación mayores a los esperados”.

El estudio de la evolución de la actividad económica se divide por rubros, compara la situación argentina con la de otros países, e incluye un Semáforo de la Economía real para medir como se va dando el proceso de recuperación especialmente durante junio y julio.

Varios factores evidencian una reactivación industrial y económina. Aunque con cautela por el contexto, es importante ir tomando nota de estos números esperanzadores para nuestro país, a saber:

+ La actividad industrial registró una mejora importante: pasó de caer un 26,2% interanual en mayo, a un 6,6% en junio.

+ La producción automotríz, que había descendido al 34% interanual en junio, se ubicó en niveles prepandemia en julio (-1,5% interanual).

+ El Índice Construya experimentó un alza interanual del 13,6% en julio, y se ubicó en el mayor nivel desde abril de 2018.

+ El consumo de energía de la industria (proporcionado por CAMMESA), tras estancarse en la primera quincena de junio, repuntó nuevamente a partir del 20. En las últimas dos semanas había vuelto a los niveles prepandemia (incluso con una expansión del 2,5% interanual).

+ La producción de la industria alimenticia creció en junio un 4,8% (es alrededor del 30% del PBI Industrial).

+ Se observa una importante demanda de biene durables ligados al hogar, producto de que las personas pasan más tiempo en sus casas.

+ El Agro está traccionando a sus proveedores. Por ejemplo la fabricación de maquinaria agrícola creció un 28,4% interanual en junio, lo que impactó positivamente en la industria metalúrgica.

+ Finalmente, las ventas con Ahora 12 mostraron un crecimiento en julio respecto de junio del 8,7% y se ubicaron en niveles similares a los de la prepandemia.

En medio de la pandemia y la debacle económica mundial, los datos son alentadores. La apertura de actividades económicas y el repunte de ciertos tipos de consumo continúan siendo signos positivos, que podrían ir transformándose en los primeros síntomas de una recuperación que ya no se vislumbra tan lejana.