“La pelea contra la violencia femenina es una lucha política”

Martinez NoViolencia BrownEn el marco del Día Internacional de la No violencia contra la mujer, diferentes agrupaciones sindicales y de género de Almirante Brown realizaron en Claypole la jornada “Vivas, libres e iguales nos queremos”, con el objetivo de “marcar que la pelea contra la violencia femenina es una lucha política”. Así lo definió la concejala por el Frente Para la Victoria en Almirante Brown, María Rosa Martínez, quien sostuvo que el contexto actual “afecta doblemente a las mujeres” en tanto que resaltó que “la pelea es integral contra el sistema económico porque nos empobrece a todas”.

La jornada transcurrió en el camping “7 de mayo” de la Federación Gráfica Bonaerense de la localidad browniana donde diferentes oradoras reivindicaron la historia de lucha feminista en Argentina, enmarcaron las situaciones de desigualdad de los géneros en la coyuntura y reflexionaron acerca del impacto de las próximas reformas que impulsa el Gobierno.

En este sentido, la diputada electa por Unidad Ciudadana Vanesa Siley apuntó a que “al estar el Estado gobernado por un partido de derecha que lo que sabe hacer es desgranar el tejido social, las violencias hacia las mujeres se han recrudecido porque cuando falta el pan en la mesa, aparece en el hogar la crisis y el maltrato intrafamiliar”.

“Las mujeres cada vez que nos organizamos supimos estar a la altura de las circunstancias. Cuando hay crisis, no tenemos tiempo de deprimirnos porque hay que ver cómo salvar el hogar. No es casualidad que en este país haya existido una Eva Perón, unas Abuelas y Madres de Plaza de Mayo y múltiples movimientos de resistencia conformados por compañeras mujeres en su mayoría”, subrayó.

En diálogo con DiarioConurbano.com, celebró la reciente aprobación de la ley de Paridad de Género en el Congreso pero advirtió que “es parte de la lucha por la justicia social ya que no alcanzaría las Cámaras si no hay un pueblo organizado unido dando peleas en distintos ámbitos y en la calle también”.

 

Por otro lado, se refirió a las inminentes reformas y advirtió que con ellas “peligra el estado de derecho” porque “donde no hay igualdad y justicia social, los derechos se restringen”. Por lo que llamó a un “plan de lucha unificado” de todos los gremios para “hacerle frente a todos los poderes”.

Por su parte, la socióloga e historiadora feminista Dora Barranco se refirió al lugar doméstico al que estaba “confinada” la mujer en el SXIX y disparó: “Nuestro mejor lugar es donde se decide la vida común. Esto quiere decir cualquier lugar. Las instituciones son articulaciones de poder y no hay nada estrictamente privado sino público, y lo personal, ha dicho el feminismo, es político”.

En esta línea, destacó que en Argentina “hay una multiplicidad extraordinaria de mujeres que se politizaron desde siempre” en tanto que calificó que ha sido una “condición inherente” del país. “Acá una mujer del sector popular que a lo mejor apenas sabe leer y escribir va a comprar papa y sabe a quién echarle la culpa del precio de la papa”, aseguró.

En un exhaustivo recorrido histórico remarcó la “deslegitimación del trabajo femenino por fuera del espacio doméstico”, la “invisibilización de la violencia” por parte del lenguaje y la “imitación del sometimiento de las mujeres” por parte de los varones de la clase popular desde los hombres de la burguesía.

Por último, la dirigente de Derechos Humanos de la CTA bonaerense, María Reigada, recordó que la fecha conmemorativa se debe a los femicidios de hermanas dominicanas Mirabal, quienes fueron asesinadas por oponerse a la dictadura que gobernaba su país en 1960.

En consecuencia, sostuvo que “ese día las mujeres lo recuerdan no como es nombrado, sino como el día del derecho a la lucha política de las mujeres”al tiempo que profundizó en que ahora la sociedad está “protagonizando una lucha política que es la que se está planteando en la calle a través de generar unidad”.

“Necesitamos una nueva mayoría que defienda no solo lo que pudimos vivir en los 12 años de los Gobiernos de Néstor y Cristina, sino también las políticas públicas que pudimos implementar en nuestro país en la época del primer peronismo, porque hacia atrás de eso es donde nos quieren llevar”, aseveró.

Del evento participó el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, y diferentes dirigentes como los ediles José Lepere, Ángel Akike y Marilina Russo. También la secretaria general de la CTA browniana, Cecilia Cecchini, la referente de la CGT regional Verónica Dell Anna y la integrante de Mujeres del Sur Laura Berardo.

De la misma manera asistieron integrantes de agrupaciones locales como Kolina Almirante Brown, el colectivo Ellas Hacen, la CTA de los trabajadores, La Cámpora, el Frente Transversal, el Peronismo Militante, Nuevo Encuentro, entre otras.