Bodart: “La izquierda tiene que madurar y ponerse a tono con los tiempos”

El precandidato a diputado nacional del Frente de Izquierda-MST, Alejandro Bodart, visitó este miércoles Almirante Brown para respaldar a los preandidatos locales y para dar a conocer las diferentes propuestas que quieren llevar a cabo. Remarcó que quieren construir una tercera fuerza que “pueda disputarle el poder” al FdT y a JxC, y sumar gente en los Concejos Deliberantes. Además, se refirió a la interna dentro del FIT.

En un bar céntrico de Adrogué, Bodart presentó a los precandidatos en Almirante Brown: Lionel del Horno y Liz Tamara Díaz y valoró que estuvieran presentes porque señaló que en estas elecciones van por la participación en los Concejos Deliberantes. Mencionó que, así como en esta lista municipal, todas las listas del FIT-MST están representadas por trabajadores y jóvenes.

“Nosotros estamos planteando que necesitamos medidas excepcionales para la catástrofe social. La cifra de pobreza, de indigencia y de falta de trabajo son impresionantes y no nos podemos acostumbrar”, sostuvo y agregó que en Buenos Aires “hay un 51% de pobreza, más de la mitad de la población es pobre, hay un 15% de indigencia y 7 de cada 10 jóvenes están en una situación desesperante”.

En esa línea, cuestionó lo que dicen los medios de comunicación sobre los jóvenes que se van del país: “Nuestra juventud, la real, no se puede ir ni a la esquina de la casa. Muchas veces no se puede ir ni de su propia casa. Es una necesidad mundial reducir la jornada laboral para que trabaje más gente. Así, se podría incorporar un 25% más de trabajadores al mercado formal, lo cual permitiría que la juventud pueda acceder a un trabajo digno”. 

Por la situación que atraviesa el país, Bodart manifestó que la izquierda tiene un programa “destinado a sacar la pobreza, a crear empleo, un gran plan de obras públicas para reactivar la economía”. Detalló que creen necesario “terminar con el país esencialmente agrario que vende materia prima, pero compra productos elaborados”. “Creemos que llegó el momento de industrializar el país”, marcó.

Otro de los ejes fundamentales que proponen desde este espacio es “terminar con la acumulación de la riqueza”. Argumentó: “Hay mil familias que son dueñas del 40% de la tierra en la Provincia de Buenos Aires, la tierra más fértil. Si no atacamos la concentración de riquezas, el país no tiene salida. No queremos un aporte único solidario, queremos un aporte permanente para que paguen siempre”.

Interna en la izquierda

Uno de los temas de los que habló el referente del MST fue acerca de la interna que se va a llevar a cabo en las PASO con las otras fuerzas, la cual considera que va a unificar al espacio. Destacó que estas elecciones son el lugar en donde se van a discutir los “matices”. En ese sentido, expresó: “La izquierda tiene que madurar, tiene que ponerse a tono con los tiempos que se viven para ser una alternativa real de gobierno”.

“Es una izquierda realista, no planteamos cosas utópicas. Queremos que en algunos años pueda disputarle el poder a esta partidocracia que se ha adueñado de la Argentina. Esta clase dirigente es una clase despegada de la realidad, doble discurso que se pudo ver con la famosa foto. Cada vez queda más en evidencia que esta gente dice una cosa y hace otra, le miente descaradamente a la población y viven con privilegios”, arremetió.

Por eso, Bodart considera que es necesario abrir la izquierda y definió: “Somos el ala dentro del frente que cree que la izquierda está más que el 5%. Ha sido un logro, pero creemos que se ha creado un techo y nosotros queremos romperlo. La otra lista tiene una comprensión mucho más cerrada, es más conservadora y creemos que hay que romper con eso para ser una fuerza grande, amplia”.

Desde ese lado, hizo énfasis en “incluir al activismo independiente” y subrayó la frase de campaña “Revolucionemos la izquierda”. Explicó que para hacer una fuerza acorde a estos tiempos, “se tiene que revolucionar todo el tiempo” e indicó que tiene que “evolucionar” porque estamos en el siglo XXI y se necesita “una izquierda moderna”.

Contra todos

Por un lado, criticó a los libertarios: “No son nuevos, en sus listas hay gente adoradora de la dictadura militar, adoradores de Menem y Cavallo porque consideran que fueron el mejor presidente y economista del país. Están en contra de que las mujeres ganen derechos, niegan el cambio climático, no quieren más paritarias. Son dinosaurios que quieren volver al pasado”.

Pero también apuntó contra el FdT y JxC, que para Bodart “no tienen muchas diferencias”. Así, acotó que “no es democracia si solo puede optar entre guatemala y guatepeor” y disparó: “Necesitamos enamorar a los desengañados del FdT. A los que tienen el corazoncito peronista le decimos que el peronismo del ‘45 terminó hace muchos años”. 

“La justicia social, la independencia económica y la soberanía no la van a encontrar en el FdT, todo lo contrario. En la izquierda pueden encontrar mucho de eso. Acá estamos los que no queremos más FMI, los que no queremos que nuestras riquezas se vayan afuera”. Por eso, instó a darle una oportunidad a la izquierda para demostrar “que hay una Argentina posible”.