Berni acusó al Evita de promover la toma de tierra y el Chino Navarro lo cruzó en vivo

El ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, acusó al Movimiento Evita de promover la toma de tierras en distintos puntos del Conurbano bonaerense y el referente del espacio y secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando “Chino” Navarro lo cruzó y lo invitó a realizar la denuncia penal, si tiene pruebas de lo que dice.

En una entrevista en A24, el funcionario habló de “fuego amigo” detrás de la usurpación de terrenos. “Me hago cargo de lo que digo”, aseveró y responsabilizó a funcionarios del Gobierno nacional de fogonear las tomas de tierras en territorio bonaerense. No obstante, reconoció que “es un gran problema que se viene profundizando” y aseguró que “tiene su origen en el déficit habitacional”.

 

“Hay integrantes de nuestro gobierno, del espacio político que conforma el peronismo, que promueven la usurpación”, disparó. “Preguntémosle a (Emilio) Pérsico y (Fernando) Chino Navarro”, señaló el funcionario provincial y afirmó: “Lo dice la gente que toma las tierras, me hago cargo de lo que digo”, reafirmó Berni.

Inmediatamente, Navarro salió en vivo y cruzó a su par provincial por las declaraciones y lo retó a que haga la denuncia judicial: “Espero que mañana haga la denuncia, si no lo hace me voy a presentar para que nos investiguen, no tenemos nada que ocultar”.

“El punitivismo, la mano dura, la actitud bravucona, la topadora, no es para resolver el problema de gente que esta desesperada, con hambre, sin trabajo, sin tierra ¿ahora vamos a castigarlos metiéndole palo? Eso no es peronismo ni ser un buen cristiano”, reclamó el funcionario nacional.

Ante esta intervención, Berni se limitó a decir que “la Justicia está investigando fuertemente” y reiteró: “Nosotros sabemos lo que pasa en la calle. Esto no es guardia de infantería ni nada, esto es ciudadanos que toman una tierra, que tienen derecho a una vivienda digna nadie se la niega y el gobernador se está ocupando de eso, de cómo solucionar el problema y cómo empezar a abrir un paragua protector”.

“Pero un problema humanitario no se resuelve a través de una acción delictiva”, sentenció.