“Gray se garantizó el manejo discrecional de las tasas con aumentos de hasta un 87 %”

El Frente Renovador de Esteban Echeverría expresó su repudio a la modificación de la ordenanza Fiscal Tributaria, enviada por el intendente Fernando Gray, que el kirchnerismo aprobó por mayoría en la última sesión del Concejo Deliberante.  El mayor cuestionamiento se centró en el artículo 11.1 que le otorga facultades al jefe comunal para subir las tasas municipales hasta un 87 % sin la necesidad de que pase por el recinto.

 Al respecto, la concejal del massismo Carla Bartucci aseguró que “con esta ordenanza el intendente Gray se garantizó el manejo discrecional de las tasas municipales. En este caso fijó un techo del 87 % que nos parece totalmente desproporcionado, ya que no tiene relación con ningún índice inflacionario o proyección para el 2015”.

  “Entendemos que es necesario un aumento de las tasas que debe estar en línea con la inflación que padecemos todos. Pero es inaceptable que el Intendente haga uso de la mayoría que cuenta en el concejo para asegurarse la potestad de implementar subas desmedidas sin pasar por el Concejo Deliberante”, afirmó la edil y añadió que la maniobra realizada por el jefe comunal “roza la inconstitucionalidad ya que es una burla a la función de contralor que tiene el Concejo Deliberante sobre el Ejecutivo.”

 Además, Bartucci consideró que Gray “debió fijar un aumento y en caso de necesitar una actualización en 2015 tendría que someterla a una nueva sesión especial con Mayores Contribuyentes”, y señaló que “está claro que este es un nuevo caso de superpoderes como con los que ya cuenta el Intendente para modificar las partidas presupuestarias en 2015”.

 Por último, la edil explicó que el bloque del Frente Renovador presentó una propuesta “mucho más moderada y acorde a la realidad inflacionaria, similar al aumento de tasas municipales en todos los distritos vecinos, como Lanús, Avellaneda, Lomas de Zamora y Almirante Brown, que no supera en ninguno de los casos el 30 por ciento”, y concluyó: “Ahora, como al resto de los vecinos del distrito, sólo nos queda esperar que el Intendente no repita lo que hizo en 2012 cuando subió las tasas hasta un 80 % en forma discrecional con la misma herramienta que le dieron ahora los concejales kirchneristas”.