Baradel encabezó un encuentro de la CTA sobre los nuevos desafíos de la pandemia

La CTA de los Trabajadores realizó una charla con eje en la “Situación actual del COVID-19. Nuevos desafíos” a través de la plataforma zoom, que contó con disertadores y donde se planteó el panorama actual de la pandemia, las herramientas ante la posible apertura de los colegios y la llegada de la vacuna. 

El encuentro, convocado por las CTA Almirante Brown/Presidente Perón, Avellaneda, Echeverría/Ezeiza, Lanús y Lomas de Zamora, contó con la exposición del secretario general de CTA bonaerense, Roberto Baradel, del director ejecutivo de la región sanitaria VI y ex secretario de salud de Avellaneda, Luis Parrilla y de la secretaria de salud laboral CTA de la Provincia, Lilian Capone. 

A lo largo de aproximadamente una hora, alrededor de cuarenta representantes de las CTA de la región participaron del espacio en que se trataron novedades respecto del COVID-19. En este sentido, Baradel aseguró que la mejor manera de enfrentar la pandemia es “llevar información precisa” para lo que consideró fundamental la capacitación. En esta línea, denunció que “el poder está tergiversando las noticias” en relación al virus, ya que “quieren que el Gobierno fracase”. 

Parrilla, por su parte, aseguró que “nada sorprende de lo que se escucha” y resaltó la capacidad que tuvo el Gobierno de “fortalecer el sistema de salud que estaba detonado”. En este sentido, el médico comparó a la situación previa a la pandemia del sistema sanitario con el retorno de la Segunda Guerra Mundial y remarcó la “rápida respuesta” del gobierno provincial para resolver esas falencias. “No hay un sólo bonaerense que se haya quedado sin cama”, añadió. 

En cuanto a lo que viene dentro de la etapa de DISPO, los oradores coincidieron en que es preciso “redoblar el esfuerzo” y estar “muy informados” sobre la pandemia de coronavirus y su vacuna. Parrilla manifestó que la palabra de los docentes “tiene altísimo crédito y es un bien preciado”, por lo que deben “ganar la batalla cultural en el día a día”. 

En tanto que Capone destacó que los trabajadores tienen “una responsabilidad social muy fuerte” a la hora de comunicar la situación actual y las herramientas de cuidado y advirtió que “cualquiera habla cualquier cosa” por lo que hay que estar “muy informados” frente a la posibilidad de una segunda ola de contagio. 

Ante el “nuevo desafío del capítulo de la vacuna”, Capone distinguió que se trata de una estrategia de contención de la pandemia y que su aplicación no significa el descarte de las medidas preventivas que se vienen aplicando durante los últimos meses: uso de barbijo, ambientes ventilados, distancia entre personas y un buen lavado de manos. “Agua, jabón y sentido común es el mejor antiséptico”, agregó Parrilla. 

El ex secretario de Salud de Avellaneda, a su vez, se refirió a los rumores que circulan en torno de algunas de las vacunas que se están probando y aseveró que aquellos que reciban la dosis “no son conejillos de indias”, pues, explicó, el hecho de que se encuentren en fase 3 se refiere a que fueron probadas previamente en diferentes grupos. 

Además, puso énfasis en aclarar la distinción que se ha realizado desde distintos sectores sobre la procedencia de la vacuna, siendo las de Rusia y China las más rechazadas, discusión que Parrilla calificó como “inconcebible”. Ejemplificó, en este marco, con la situación que atravesó el país durante el año pasado con el rebrote de sarampión y analizó que “cuando se toman malas decisiones sanitarias alguien la paga”. 

Por último, Parrilla confesó estar muy entusiasmado por la posible llegada de la vacuna y estimó que nuestro país “tiene una oportunidad histórica de salir airosos” de la pandemia, en comparación con otras regiones del mundo, mientras que Capone apuntó a que, si bien la aplicación de la vacuna es voluntaria, hay que “militar” para que la importancia de su aplicación llegue a las personas. 

Por Romina González