El Director de Agenda Política de Jefatura de Gabinete, Agustín Balladares, articuló con funcionarios del Ministerio de Seguridad el despliegue de la Policía Federal y Gendarmería Nacional en el marco de la primera etapa del Plan Centinela 2 en el distrito.

Dado el crecimiento constante de los hechos delictivos que no solo no merman en Lanús, sino que cada día se multiplican en diversidad, modalidad y virulencia; Balladares, enmarcado en el fortalecimiento entre diferentes actores de la sociedad, transmitió al Ministerio de Seguridad a preocupación existente en los pequeños y grandes comerciantes y vecinos sobre la violenta inseguridad predominante en Lanús.

Fue entonces que de manera conjunta, articularon el despliegue preventivo de la primera etapa del Plan Centinela 2 en el distrito, consistente en un mayor patrullaje y recorrido pedestre de las fuerzas Federales de seguridad, entre ellas la Policía Federal y Gendarmería Nacional en diferentes zonas del partido de Lanús.

Al respecto Balladares expresó, “el Plan Centinela viene a dar respuesta a un pedido concreto de los vecinos del distrito que es el de tener mayor seguridad. Hemos podido encausar una serie de encuentros que veníamos teniendo desde el año pasado con integrantes de diferentes cámaras comerciales, empresariales y fundamentalmente con vecinos con referencia a este tema que sabemos que más allá de la Pandemia, es una preocupación transversal a todos los lanusenses. Esas charlas las hemos podido canalizar estableciéndonos como nexo entre el Ministerio de Seguridad de las Nación y los integrantes de esos espacios, siempre teniendo como objetivo que las políticas del Gobierno Nacional lleguen al vecino, en este caso, las seguridad de los lanusenses, sostuvo el funcionario nacional de Jefatura de Gabinete.

Cabe destacar que a través del “Plan Centinela 2 anunciado por el Presidente Alberto Fernández hacia fines del año 2020, viene realizando una fuerte inversión en recursos para combatir el delito en distritos muy afectadas del Conurbano frente al recrudecimiento de la inseguridad por multiplicidad de factores.

Entre otros, el plan estipuló la compra de 2 mil nuevos patrulleros que viene siendo distribuido en esos distritos, en simultáneo con el reclutamiento de 10 mil policías en el mediano plazo con el objetivo de mejorar la vigilancia y presencia de efectivos.

Además a través del Centinela 2, las fuerzas de seguridad tanto de Nación como de la Provincia de Buenos Aires, fueron recibiendo de manera paulatina, desde el anuncio presidencial, un refuerzo y actualización de su equipamiento, incluido el poder de fuego. También, en el marco de este plan, se están refaccionando de forma escalonada, cerca de 100 comisarías del Gran Buenos Aires y la construcción de nuevos módulos carcelarios, para descomprimir la carga de detenidos en las sedes policiales.