Avellaneda: Sin apoyo de la oposición, aprobaron el Presupuesto del 2022 y una suba del 50% en las tasas

El Concejo Deliberante de Avellaneda aprobó el Presupuesto 2022 y la ordenanza de la tasa fiscal impositiva para el 2022 que prevé un aumento de tasas del 50% en medio de un intenso debate entre los bloques durante la sesión ordinaria de este jueves.

Pese al rechazo de Juntos por el Cambio, el Frente de Todos logró aprobar el presupuesto de 26.074 millones de pesos que serían destinados a obras en el distrito, al igual que el 50% de incremento de los impuestos para el año próximo.

De esta manera, el intendente Alejo Chornobroff contará con un presupuesto de más de 26 mil millones de pesos, lo que significa el aumento de un 87 por ciento en comparación a los 13.893 millones aprobados para este año. De esa cantidad, el 56 por ciento del dinero iría destinado a la obra pública.

“Entendemos que tiene un aumento desmedido porque no nos quedamos solamente con la foto del aumento del 50 por ciento de este año, si no como viene siendo año tras año”, criticó el concejal de Juntos por el Cambio Maximiliano Gallucci sobre el incremento de las tasas de servicios generales.

En diálogo con DiarioConurbano.com, aseguró que “en los últimos 7 años, entre la inflación que fue del 300 por ciento y los aumentos de tasa de un 400 por ciento, Ferraresi siempre le fue ganando a la inflación”, advirtió. “Estamos entrando a otra etapa de la pandemia que todavía no terminó, y lo único que hacemos es seguir castigando a los comerciantes”, agregó.

“Votamos en contra del presupuesto porque entendemos que no se están priorizando otros sectores que necesita la sociedad y ya se estuvieron desfinanciando, como es la seguridad”, sostuvo Gallucci.

Además, agregó que “todo lo que es educación y salud en Avellaneda fue recortado y por eso no acompañamos al proyecto”.

Por otra parte, la concejal del Frente de Todos Marcela Caiafa precisó que “algún porcentaje del presupuesto quedará desafectado de áreas específicas”, en referencia a la inversión que se había hecho en el marco de la pandemia, primero por las internaciones y luego en la campaña de vacunación.

Sobre las críticas de los concejales de la oposición, Caiafa describió que “es extraño como los concejales de la oposición por un lado hablan de prioridades y por otro lado votan en contra, por ejemplo de la ordenanza del proyecto de ley ‘pancitas llenas’ para sostener los comedores comunitarios”.

“Ellos se oponen haciendo alusión al aumento de los impuestos, pero después hablan de prioridades como cloacas o veredas, que también lo entiende así nuestra gestión, pero no nos parece una cosa menor que haya argentinos sin comer”, precisó.

Según Caiafa “aducen algo que hacen en reiteradas oportunidades, que es cuestionar los fondos del municipio cuando eso es algo absolutamente canallesco porque aquí los impuestos y la recaudación se ven en las obras”.

“Siempre argumentan lo mismo y ponen las prioridades en otros lados”, reiteró y añadió que “la oposición se compadece de los restoranes pero no los conmueve un chico que tiene que ir a un comedor porque su padre se quedó sin trabajo en la pandemia”.