Avellaneda: El FdT aprobó los gastos del Municipio en pandemia a pesar de las críticas de JxC

Con 16 votos a favor y ocho en contra, el oficialismo en el Concejo Deliberante de Avellaneda logró aprobar la Rendición de Cuentas del 2020, a pesar de que desde la oposición advirtieron que el Municipio gastó alrededor de un 50% más de lo presupuestado para ese año. 

La gestión municipal utilizó 17.685.000 pesos cuando contaba con 11.758.000 para gastar, lo cual fue foco de críticas por parte de la oposición de Juntos por el Cambio. 

Por parte del bloque opositor, el concejal Máximo Gallucci aseguró a DiarioConurbano.com que se votó en contra “con argumentación y no por una cuestión política”, ya que consideró que si bien se tuvo en cuenta la situación sanitaria por el COVID-19, “la pandemia deja de ser un motivo en el momento en que se ve que la recaudación no cayó, y hubo subejecución en seguridad y en producción”. 

Gallucci apuntó contra el Gobierno municipal en su gestión preventiva del coronavirus en el distrito, cuya “única política sanitaria” fue la de “cerrar por cerrar”, y señaló que eso generó que las PyMes y los comercios queden “quebrados o al borde de quebrar”.

“Una ciudad que no tiene a la seguridad, comercio y producción como política central está alejada de la realidad y la necesidad de la gente”, explicó el edil de la oposición de Avellaneda. 

En relación a los argumentos oficialistas sobre el aumento en los gastos acorde a lo presupuestado, la concejala del Frente de Todos, Maia Lata, remarcó a este medio que la cantidad de dinero “se votó en 2019 y se ejecutó en 2020, cuando nadie pensaba en la pandemia”. 

Además, Lata hizo alusión al cambio de orientación política de los gobiernos provinciales y nacionales, ya que el 2020 fue “el primer año que se recuperó la gestión viniendo de los años del macrismo, con una crisis económica muy profunda en la que ya estábamos inmersos previo al Covid”

Sobre la subejecución denunciada por Juntos por el Cambio, la edil oficialista entendió que no fue tal ya que “los presupuestos que no se usaron se redirigieron a otras áreas”. 

A pesar de las diferencias en el voto, ambas partes, tanto del oficialismo como de la oposición, coincidieron en el “respeto que caracteriza al recinto” de Avellaneda. 

Por su parte, Gallucci sobre la sesión de hoy afirmó: “De todo lo que se votó en el Concejo, lo acompañamos prácticamente todos porque la realidad es que si es bueno para el vecino nosotros lo vamos a acompañar, porque esa es la lógica de la política”.

En tanto la edil oficialista, destacó que si bien todo se dio en el marco del respeto, hubo cruces por parte de la oposición que hizo algunas denuncias sobre licitaciones y les van a pedir que “las hagan formales ante la Justicia”, porque “uno no puede hablar sin justificativo”.