Arrancó la campaña: Cruces y chicanas entre el FdT y JxC en plena sesión de Lanús

Tras una última sesión ordinaria en la cual no hubo tratamiento de ordenanzas, el Concejo Deliberante de Lanús convocó a un nuevo encuentro el cual estuvo plagado de cruces entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio y chicanas políticas entre ambos espacios que hicieron que los debates se desvirtuaran.

En esta ocasión fueron dos los proyectos encendieron la mecha: una resolución para pedirle a Provincia que acepte los centros de atención primarias – que el intendente Néstor Grindetti viene insistiendo con este ofrecimiento – para que sean usados como vacunatorios para la aplicación de vacunas contra el coronavirus. Y otro, una ordenanza que establece un “marco Regulatorio para la gestión integral de residuos sólidos”.

El pedido del intendente  fue respondido por el jefe de Gabinete bonaerese, Carlos Bianco, cuando visitó el barrio Villa Porá en Lanús le recomendó al intendente que utilice esos centros para que se apliquen las vacunas que están establecidas en el calendario de vacunación y se vacune contra la gripe. No obstante, el bloque de Cambiemos presentó ese pedido el cual fue aprobado por los 11 concejales del oficialismo y el concejal del FREJULA, Héctor Montero. En tanto, los 12 concejales de los respectivos bloques del Frente de Todos votaron en contra. La votación fue desempatada por el voto doble del presidente del Cuerpo, Marcelo Rivas Miera.

“Ustedes piden que se utilicen los centros de vacunación municipal, recuerdo cuando arrancamos la campaña de vacunación, había una campaña atroz respecto al tema de la vacuna y la descrebilidad que le querían dar. Convocaron a marchas, que debían estar sin barbijos… ojalá hubiéramos tenido un intendente a la altura para cerrar todo y acatar los decretos nacionales y hoy no tendríamos que lamentar 1300 fallecidos en Lanús”, arremetió el concejal de FdT Mariano García.

“Nos dijeron que no existía el virus, que era una gripecita, pidieron un informe para saber quiénes de nosotros estábamos vacunados, cuando la mayoría de los vacunados, por un tema de edad, es la gente de Cambiemos. Quieren sembrar cizaña, eso les gusta y ahora salen a ofrecer vacunatorios, salas de primeros auxilios ¿Hoy por qué quieren poner este expediente? Porque se dieron cuenta que los llenamos de vacunas, cuando dijeron que la vacuna era veneno”, disparó.

Además, cuestionó que ese proyecto no pasó por la Comisión de Salud, a pesar de ser un tema sanitario. Esta situación es una crítica constante que realiza la oposición de que el oficialismo no envía los proyectos a las comisiones que deben ser enviados, sino que todos los expedientes pasan por Gobierno, donde JxC tiene mayoría.

“Si el Gobierno provincial, pudo agarrar un hospital con 4 camas y multiplicarlas por 60… confiemos en son totalmente eficientes. Agradecemos los centros, pero dejen de hacer política”, sentenció.

Por su parte, la concejala de Cambiemos Laura Lavandeira coincidió con el reclamo de su par de que “en la Comisión de Salud casi no se reciben expedientes que tengan ver con la misma y es una vergüenza no poder discutir los temas que son necesarios discutir en salud”. Hecha esa aclaración, la edil argumentó el proyecto que presentó y planteó: “Yo me vacuné porque soy asmática y me pareció vergonzoso tener que vacunarse en un club, con piso de cemento, con el fío que hacía, sin condiciones, cuando tenemos centros de vacunación, salas de primeros auxilios a disposición”.

“Me parece ridículo que no sean utilizadas y que se vacune en lugares que no están para tales fines y en los cuáles no se cumple con los requisitos que sí cumplen los centros de vacunación”, manifestó.

A la intervención de Lavandeira, se sumó la del concejal Marcelo Villa que acotó que “en enero el intendente había ofrecido los centros de vacunación”. A su vez, el concejal Montero apoyó el expediente y replicó: “No pensé que este expediente pudiera generar debate, fundamentalmente basándonos en lo que habló nuestra vicepresidenta Cristina Fernández que pidió a toda la comunidad política que no se politice la vacunación. Es una lástima que en el lugar donde se pueden vacunar 500 o 600 personas por día, no haya más capacidad. Existen 25 salas en Lanús, el intendente ofreció 17 con 100 enfermeros capacitados que pueden ser utilizados como centro de vacunación. Estamos en una emergencia, no está mal que se ofrezca esto”.

Tensión en el Concejo

El momento de mayor tensión se vivió cuando se trató el proyecto que envió el Ejecutivo para establecer “un marco Regulatorio para la gestión integral de residuos sólidos”. en Lanús. El expediente tenía despacho de dos comisiones, entre ella la de Gobierno. Desde el Frente de Todos –UC, la presidenta de bloque, Natalia Gradaschi, pidió que vuelva a comisión para “enriquecer” el expediente ya que “su articulado no era claro” sobre las ordenanzas que se iban a derogar que ya están vigentes en el Municipio y que tratan sobre la gestión integral de residuos.

El oficialismo con el acompañamiento de Montero rechazó la moción y el debate se llevó a cabo de forma desorganizada y a los gritos.

“Me llama la atención el pedido de que vuelva a comisión, es un expediente que ingresó el 20 de mayo a la casa y no es tan complejo porque es acatar la Ley nacional 25.916 y una ley provincial que habla sobre la gestión integral de residuos, y que tiene como objeto en materia ambiental la selección en origen, la reutilización y la minimización de generación de residuos. No es un expediente complejo”, apuntó Montero.

Al respecto, Gradaschi planteó que “el expediente es muy sencillo para tratarse de un marco regulatorio para la gestión de residuos sólidos y urbanos en Lanús que es un tema que es prioridad y que tiene que ver con la agenda ambiental que este Cuerpo coincide” y criticó que “es demasiado sencillo para la importancia que tiene esto”

“Hay sectores que vienen trabajando en el distrito hace muchos años y fueron parte de una experiencia interesante que se dio en el 2018 y que fue la construcción colectiva de ordenanzas que tienen que ver con los grandes generadores de residuos, residuos especiales, con la gestión de residuos secos por parte de las cooperativas de reciclado, todas esas ordenanzas que hoy estamos derogando a través de uno de los artículos de este expediente y que no aclaran cuáles van a ser”, advirtió la edil.

Cuando Montero intentó tomar de nuevo la palabra, fue interrumpido por el concejal del Frente Renovador Sebastián Beroldo, quien le recriminaba que no estaba refiriéndose al expediente, ya que, había mencionado dos proyectos anteriores que habían sido aprobados. Sin poder continuar con su locución, Rivas Miera intentó mantener el orden de la sesión y se generó un griterío entre los ediles en el Zoom.

“Debatamos artículo por artículo ahora, no tengo ningún problema”, desafió Montero y disparó: “No dejan decir a un concejal lo que quiere decir, eso es autoritarismo y espero que nunca tengan la mayoría… prefieren que Lanús siga siendo un pueblito, que no haya ni una mejora. Están atrasando 25 años”.

Mientras Montero continuaba en uso de la palabra, el concejal Mariano García encendió el micrófono y arremetió: “La mayoría no la tenemos por vos Montero, no te olvides de eso”. El debate se desvirtuó entre reproches y gritos de los concejales.

Ante esta situación, Rivas Miera tomó la palabra e intentó ordenar la sesión: “¿Qué clase de representantes son que no se toleran en el uso de la palabra? Es una vergüenza. Son unos irrespetuosos que no respetan a otros que están hablando. Sean respetuosos”.

Tras ese reto, la sesión se normalizó y el expediente fue aprobado por los 11 votos de los concejales de Juntos por el Cambio y el voto de Montero.