Aprobaron una iniciativa para ayudar a los clubes de barrio bonaerenses

El Senado bonaerense aprobó el jueves por la noche y giró en segunda revisión a Diputados una iniciativa que busca llevar alivio a las asociaciones civiles de la provincia de Buenos Aires con la posibilidad de acceder a tarifas cero en los servicios públicos, entre otros beneficios.

La propuesta busca declarar de interés público provincial tanto a las asociaciones civiles de bajos recursos -y a las que estén constituidas como clubes de barrio, centros de jubilados, centros culturales, sociedades de fomento, jardines comunitarios- como a las mutuales de organizaciones de comunidades migrantes, entre otras.

Según establece la iniciativa, que ahora deberá ser analizada por Diputados por cambios introducidos en el texto que ya contaba con su aprobación, las asociaciones y mutuales abarcadas podrán acceder a beneficios tales como tarifa cero en el servicio público de agua, gas, electricidad, internet y telefonía para las de bajos recursos y pago por consumo real para el resto mientras dure la emergencia sanitaria.

También, contempla una prórroga de los plazos para presentar la documentación anual; exención del Impuesto Inmobiliario; condona deudas documentales; propone asesoramiento técnico gratuito; plantea la inembargabilidad e inejecutabilidad de los inmuebles de las asociaciones de primer grado; y la eliminación de los gastos para el proceso de constitución de nuevas asociaciones, entre otras cuestiones.

Como se realizaron modificaciones a la iniciativa original, el proyecto volverá ahora a la Cámara de Diputados para su sanción.

Entre las modificaciones que acordaron el oficialismo y la oposición se destacan que una vez concluida la emergencia sanitaria, el Poder Ejecutivo podrá “prorrogar el beneficio de tarifa cero de servicios públicos para las aociaciones civiles”.

Además, se facultó al Poder Ejecutivo a crear un fondo extraordinario de emergencia para el otorgamiento de subsidios; se dispuso que los subsidios sean destinados “a adecuar instalaciones de acuerdo a los nuevos protocolos y para solventar gastos” y que éstos puedan tramitarse en los municipios.

Al respecto, el senador Emmanuel González Santalla señaló: “Habría que ver cuáles son los criterios de celeridad que tiene el bloque macrista, porque cuando fueron gobierno tardaron apenas 32 días en implementar el primer tarifazo eléctrico -que era del 500%- sin ningún tipo de consensos con la sociedad y las instituciones”. Sin embargo, continuó, “no son tan rápidos cuando se trata de proyectos que benefician a los que más lo necesitan”, haciendo referencia a que el bloque de Juntos por el Cambio tardó más de dos meses en habilitar el tratamiento el expediente que había sido aprobado en la Cámara de Diputados.

 

“Este es un proyecto de las asociaciones civiles para las asociaciones civiles”, celebró González Santalla, y manifestó que “el objetivo es reconocer el compromiso, la tarea y el esfuerzo que hacen miles de bonaerenses a diario, organizándose para mejorar el barrio y estando en los momentos difíciles, porque entienden que la Patria es el otro”.

 

Por su parte, el senador Adrián Santarelli subrayó que “es invalorable el compromiso y el trabajo de los vecinos y las vecinas que dedican voluntariamente muchas horas de sus vidas a llevar adelante estas instituciones, que son el corazón de la actividad social de muchas familias, sobre todo en los barrios más vulnerables”. En la misma dirección, Marcelo Feliú expresó: “Estamos saldando una deuda histórica con las asociaciones civiles” y remarcó que “el espíritu de este proyecto es convertir al Estado en un facilitador del trabajo de las entidades”