En Lomas, el FdT respaldó las restricciones en el AMBA: “La prioridad es cuidar al ciudadano”

La concejal del Frente de Todos en Lomas de Zamora Fabiana Alfaya respaldó la decisión del gobernador Axel Kicillof de endurecer restricciones por 15 días en el Conurbano porque “la prioridad es cuidar al ciudadano”, frente al aumento de casos de coronavirus que se registran a diario.

“La oración está al revés, es la pandemia no la cuarentena”, observó la edil a DiarioConurbano.com sobre lo que debería ser el objeto de la discusión y sostuvo que “aquellos que están en una mejor situación económica es la que no tiene solidaridad con los demás, la gente de los barrios y los trabajadores”.

“Todos la estamos pasando mal, no podemos ver a nuestros padres, abrazarnos con nuestros hijos, estar con amigos compartiendo los momentos de la vida y hay otros tantos que están peor como Martín (Insaurralde, el intendente)”, expresó.

Sobre la enfermedad del jefe comunal, Alfaya confesó que la noticia “cayó como un balde de agua fría por el temor que implica” y aunque “nadie quiere ponerse en el lugar de pérdida” llamó a “no esperar a que le pase a un conocido directo para comprender la magnitud de la pandemia”.

“Esta pandemia nos debe interpelar a  cada uno, a la dirigencia política, a la ciudadanía, a los empresarios y a la sociedad en conjunto para revalorizar la vida y la naturaleza, barajar y dar de nuevo porque como dice el Papa ‘tenemos que cuidar nuestra casa común’ con el sujeto en el centro de la escena en lugar del dinero”, afirmó la concejal oficialista lomense.

Por otra parte, consultada por la potencial efectividad del endurecimiento Alfaya sostuvo que “cuando había controles más presentes en las arterias de entrada y salida la ciudadanía entendía mejor el mensaje” y eso podría ayudar a evitar las imágenes de calles repletas de gente en los principales centros comerciales del distrito durante la previa al día del padre así como también los ejercidos por la Comuna porque “los municipios tienen un rol estratégico en ésta situación” al ser “la primera línea de defensa que se tiene”.

“Estamos todos cansados y con hartazgo de la situación porque no es fácil, pero el control debe estar y es necesario mientras la mirada política tiene que estar acompañada con las necesidades políticas y sociales de cada sector”,

Sin embargo, admitió que “cuando se explica la situación en los barrios, la gente entiende de la gravedad de la situación” y que si bien “hay una preocupación laboral legítima de algunos sectores como comerciantes o pequeños empresarios a los que se les debe dar mayores respuestas”, también hay otros que bregan por un relajamiento de los controles que están “identificados con la política y empresariales/corporativos vinculados con el poder económico”.

“Debemos comprender todos, en una actitud solidaria, que necesitamos comprometernos individualmente porque si no es muy difícil construir uno mejor desde lo colectivo”, expresó.