Alberto Fernández fue electo presidente ante un Macri que mejoró pero no le alcanzó

El candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, se consagró este domingo por la noche como presidente electo de la Argentina tras conseguir el 48,03 % de los votos, y de esa manera evitó una segunda vuelta electoral con el actual jefe del Estado y postulante de Juntos por el Cambio a la reelección, Mauricio Macri, que sumó el 40,44 % de los sufragios, en un crecimiento de acuerdo a lo que había cosechado en las PASO.

Fernández y su compañera de fórmula, la ahora vicepresidente electa Cristina Kirchner, basaron principalmente su triunfo en los guarismos que cosecharon en el distrito más poblado del país, la provincia de Buenos Aires, donde obtuvo el 52,05 % de los votos, contra solo 36,02% de Macri, que fue secundado por el senador Miguel Ángel Pichetto.

Alberto Fernández le pidió, desde el bunker del Frente de Todos, a los referentes de Juntos por el Cambio que sean “conscientes de lo que nos han dejado, y nos ayuden a reconstruir el país de las cenizas que han dejado”.

“Ojalá que ese compromiso de diálogo que nunca tuvieron ahora lo ejerzan, y que sean capaces de entender que la Argentina que viene necesita del esfuerzo y compromiso de todos”, expresó Fernández.

Antes, Macri felicitó desde el campamento de Juntos por el Cambio, a Alberto Fernández, y se comprometió a ejercer “una oposición sana, constructiva y responsable”, que “reafirme las conquistas logradas”, en un discurso en el que afirmó que dejaba el gobierno con “un país con bases sólidas”, que cambió “la cultura del poder”.

El jefe del Estado reconoció la derrota ante el kirchnerismo en las elecciones generales y declaró que trabajará desde mañana para una transición ordenada y para que que los argentinos no sufran las consecuencias de la crisis.

La novedad del resultado de este domingo fue el notable crecimiento de Macri, ocho puntos más que en las primarias de agosto, con lo que dejó nuevamente como las grandes derrotadas a las consultoras y encuestadoras, ya que no previeron el avance de Juntos por el Cambio.