La AJB Quilmes realizó una quema simbólica de expedientes y cuestionó a Vidal

quemaLos trabajadores judiciales iniciaron esta semana una nueva protesta frente a la falta de acuerdo paritario y de convocatoria por parte del gobierno de la provincia de Buenos Aires. Además de la movilización a La Plata, como viene haciéndose ya dos meses. En Quilmes, los judiciales realizaron una quema simbólica de expedientes.

En diálogo con Diarioconurbano.com, el secretario adjunto de la AJB Quilmes, Gaspar De Stefano indicó que la quema de expedientes se llevó a cabo como representación simbólica de “desprecio de Vidal” para con los trabajadores judiciales. “La quema de expedientes en Quilmes fue con corte de calle. Habíamos armado expedientes que simbolizan la tarea diaria que afrontamos” aseguró.

En relación a dichos papeles, enfatizó que los expedientes en Quilmes se acumulan en los pasillos y hasta “se alquilan casas” para que puedan estar en algún lugar seguro. “La justicia hace lo que puede con lo que tiene, no es lenta” indicó, y resaltó que “la carga laboral es infernal” y que “las condiciones de trabajo son malas”.

La AJB pide alrededor de un 36 por ciento de incremento salarial, la restitución del 3 por ciento de antigüedad, ley de paritarias, la incorporación de la licencia por violencia de género para todas las trabajadoras del Poder Judicial y la universalización del cargo de jefe de despacho. También solicitan el ascenso al cargo inmediato superior a los 25 años de antigüedad, bloqueo de título para los peritos y la eliminación del cargo de auxiliar tercero.

En sintonía con dichos pedidos, De Stefano indicó al portal que los trabajadores judiciales están lejos de una nueva reunión y oferta, por lo que en las próximas horas se decidirán las nuevas medidas de fuerza para la semana que viene, y no descartó que el paro pase a ser de 72 horas. “No dan respuesta a la cuestión salarial, la última propuesta fue menor a la primera oferta, es una burla” sentenció.

“Queremos una recompensación del salario y no un mísero 18 por ciento, ofrecen un 18 que en realidad termina siendo un 12 por ciento que no alcanza para nada. Mienten con el 18 por ciento, que es lo que dicen que han aumentado las cosas, pero se ve en las tarifas que es más” finalizó.