A través de un registro oficial, buscan fortalecer a comedores y merenderos populares

La subsecretaria de Desarrollo Humano de la Nación, Laura Berardo, aseguró que el objetivo del registro de comedores y merenderos es “integrar todos estos los espacios comunitarios” para “pensar políticas de fortalecimiento”. Días atrás el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y la secretaria de Inclusión Social, Laura Alonso, presentaron el Registro Nacional de Comedores y/o Merenderos Comunitarios de Organizaciones de la Sociedad Civil (ReNaCom).

Según explicó la funcionaria nacional, la propuesta tiene como objetivo, además de generar un registro, “integrar todos los espacios comunitarios que hoy asisten alimentariamente para pensar políticas de fortalecimiento para éstos con articulación frente a otras necesidades que tengan”.

“Se estima que en la Argentina hay al menos ocho mil comedores, pero creemos que puede haber muchos más creados en esta etapa de pandemia”.

Según explicó Berardo, la iniciativa “surge desde la importancia que adquirieron los comedores y merenderos que se crearon a partir de la crisis que dejó el macrismo durante sus cuatro años y por los cuales los vecinos intentaron dar una respuesta a la situación de emergencia alimentaria”.

En esa línea, recordó a DiarioConurbano.com que ya en 2019 “los municipios del Conurbano duplicaron la asistencia a los comedores que se iban creando” pero “esto se multiplicó durante la pandemia porque se visibilizó aún más las desigualdades sociales”.

“Éstos comedores, merenderos y ollas populares, que hoy actúan en la Emergencia alimentaria, dejan capacidades instaladas en estas comunidades y después son productoras de otros proyectos que garantizan derechos que fortalecen el tejido social”, admitió la funcionaria.

Por eso confirmó que las incontables ollas populares que pululan en el Conurbano también serán contempladas para, según sus características, ser incluidas en el registro y “mejorar sus condiciones como organizaciones comunitarias” en busca de que “puedan adquirir mayor constitucionalidad”.

El registro estará disponible en los próximos días en esta página web del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, aunque Berardo confirmó que desde el mismo momento de su habilitación “a los que se registren se los irá articulando con las distintas estrategias que se están desarrollando en cada nivel” para, además, que aquellos que se acerquen a estos espacios “tengan un mejor acceso a las políticas públicas que se están implementando”.

Para acompañar esta política de Estados, las organizaciones sociales organizaron una jornada de ollas populares a nivel nacional para reclamar que los trabajadores de los comedores cobren un salario.

“Las políticas públicas de gran inversión que dispuso el gobierno de Alberto Fernández tienen que llegar lo más profundo posible, incluso en aquellas familias que podían acceder al trabajo y por la pandemia hoy quedaron fuera de eso y necesitan articular con las medidas del Estado pero no tienen esa práctica”, enfatizó.

Y remarcó la necesidad de “fortalecer al Estado y distribuir mejor los recursos de la sociedad” por medio de “robustecer los ingresos del Estado”, razón por la que esta medida, adelantó,  estará acompañada de “ver cómo producir más trabajo, hacer que quienes más tienen puedan aportarle más al Estado para los que menos tienen con un aporte extraordinario a las grandes fortunas y hacerse fuertes para salir de los efectos de la pandemia lo mejor posible”.

La iniciativa se presentó durante un encuentro virtual con ministras y ministros provinciales, diputados nacionales, referentes de organizaciones eclesiásticas, sociales, sindicales y comunitarias, y representantes de entidades especializadas en la soberanía alimentaria y la educación nutricional.

El ReNaCoM creará un mapa geolocalizado, con estadísticas confiables y precisas de los espacios comunitarios destinados a la asistencia alimentaria que existen actualmente en todo el país. Se generará un perfil de las organizaciones y de sus comunidades, que permitirá garantizar con mayor eficiencia la seguridad alimentaria en cada territorio.

Este registro se enmarca en el Plan Argentina Contra el Hambre lanzado por el presidente Alberto Fernández, cuyo fin es garantizar la seguridad y soberanía alimentaria, con especial atención en los sectores de mayor vulnerabilidad económica y social.