Wilde: Asesinaron a un policía que resistió a que le robaran la camioneta

Patrullero JefaturaUn efectivo de la Policía de la Ciudad fue asesinado de un balazo en el pecho y otro en un brazo cuando se resistió a ser asaltado por delincuentes que pretendieron robarle su camioneta en momentos en que llegaba a su casa en la localidad bonaerense de Wilde, informaron fuentes policiales.

El policía asesinado fue identificado como el sargento José Román Acosta (45), quien actualmente estaba en disponibilidad, y por el hecho fueron detenidos tres sospechosos, uno de ellos un joven con cuatro impactos de bala que fue apresado cuando ingresó al Hospital Vecinal de Lanús.

El hecho se produjo cerca de las 22 del jueves cuando el sargento Acosta regresaba a su casa en Camacuá, entre Martino y Yapeyú, de Wilde, partido de Avellaneda, a bordo de su camioneta Ford EcoSport.

Según las fuentes policiales, cuando el hombre se aprestaba a estacionar su vehículo, fue sorprendido por al menos seis delincuentes que se movilizaban en dos autos, uno de los cuales apuntó con su arma contra Acosta para obligarlo a descender de su EcoSport.

Aparentemente, el sargento, que estaba vestido con ropa de civil ya que estaba en disponibilidad desde enero del año pasado, se identificó como policía y extrajo una pistola calibre 9 milímetros, con la cual logró enfrentarse a balazos con los delincuentes.

Como consecuencia de los disparos, Acosta recibió dos tiros en el pecho y en uno de sus brazos y cayó malherido al piso, al igual que uno de los delincuentes, a quien logró herir en su cuerpo.

Fuentes policiales dijeron que los familiares de Acosta que escucharon los disparos salieron de inmediato a la calle y encontraron al policía tirado en la calle.

En medio de la desesperación, la esposa del policía, con la ayuda de otros familiares y amigos, lo subió a un auto y lo trasladó hasta una sala de primeros auxilios de la zona, aunque falleció antes de que pudieran atenderlo los médicos.

En tanto, los investigadores dijeron que el delincuente que cayó herido en el lugar del hecho fue rescatado pocos minutos después por sus cómplices, que se lo llevaron en un auto, aparentemente un Ford Focus.

Según las fuentes, los delincuentes pretendieron llevar al herido a la misma sala de urgencia donde se hallaba el policía muerto, pero al ver gran movimiento policial en la zona, decidieron irse hacia Lanús.

El herido, de 19 años, fue llevado por su madre finalmente al Hospital Vecinal de Lanús, donde fue internado con cuatro impactos de bala en la mano izquierda, otro en la mandíbula, glúteo y tórax.

Fuentes policiales dijeron que el joven permanece en terapia intensiva, con pronóstico reservado y con custodia policial.

En el lugar, la policía detuvo también a la madre del joven herido y a otro muchacho de 17 años que había quedado dentro de auto Peugeot 408 en el que llegaron hasta el hospital.

En tanto, la Justicia ordenó el secuestro del auto del policía asesinado y su arma reglamentaria, como así también el auto en el que fue trasladado el joven herido, que quedó detenido.

Además, el fiscal del caso Mario Prieto, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 2 descentralizada de Avellaneda, ordenó un relevamiento en la zona en busca de cámaras de seguridad que pudieran haber captado el hecho o la fuga de los delincuentes.

El fiscal aguardaba indagar en las próximas horas a la madre del joven herido y al otro joven, para determinar su participación en el caso.