Villa Diamante: Asesinan a botellazos a un adolescente cuando volvía de una fiesta

Un adolescente de 16 años fue asesinado a botellazos en la cabeza cuando dos jóvenes intentaron robarle una botella de vodka en la localidad bonaerense de Villa Diamante, partido de Lanús, y por el crimen hay un detenido, informaron fuentes policiales y judiciales.

El episodio ocurrió el domingo cerca de las 8.30 en el cruce de las calles Yatay, entre Hornos y Pasaje Pilar, de la citada localidad del partido de Lanús, al sur del conurbano bonaerense.

Según explicaron las fuentes a Télam, al adolescente de 16 años, identificado como Agustín Leonel Pizzirusso, se lo observa mediante una cámara de seguridad discutir con dos jóvenes.

En ese momento, uno de ellos le saca de entre las manos una botella de vodka y, sin mediar palabra, lo golpea con la misma botella, por lo que Pizzirusso cae al suelo, donde el agresor continúa pegándole.

Ya sin reacción de la víctima, ambos jóvenes huyen del lugar, según se observa en una filmación de cámara de la zona.

El adolescente fue trasladado a la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Lomas de Zamora, donde falleció producto de los golpes recibidos.

A partir de los dichos de testigos, los oficiales de la comisaría 5ta. establecieron que el adolescente volvía con una botella de vodka de una fiesta y fue interceptado por los dos sospechosos.

Tras averiguaciones, se identificó al sospechoso de acompañar al agresor, Alexis Villamayor (19), quien fue detenido en un domicilio del partido de Ezeiza tras un allanamiento ordenado por el fiscal Gastón Fernández, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Avellaneda-Lanús.

En tanto, el sindicado agresor también fue identificado pero se encuentra prófugo, por lo que es intensamente buscado por la policía.

Esta lunes por la mañana, Miguel, padre de Agustín, aseguró que su hijo estuvo junto al joven detenido minutos antes del hecho tomando cerveza en su domicilio.

“Estuvo con el ´flaquito´(por Villamayor), iban a ir a mi casa y me dijeron que iban a estar ahí. Cuando nos levantamos supimos que era cómplice”, indicó el hombre en diálogo con el canal Telefe.

Miguel sostuvo que se quedó “sin reacción “cuando vio las imágenes de la golpiza que recibió su hijo y denunció que un hombre de bermudas verdes y remera blanca, quien se acercó al cuerpo de Agustín y luego se fue, es el padre del asesino.

“La persona que se acercó era el papá del asesino. No fue capaz de llevar a mi hijo ni de avisarme. El papá es cómplice de la muerte de mi hijo”, expresó.

El fiscal Fernández caratuló a la causa como “homicidio”, añadieron las fuentes.