Villa Albertina: Una escuela sufrió tres robos en menos de una semana y se llevaron hasta inodoros

El Centro Educativo de Nivel Secundario (CENS) 461 de Lomas de Zamora fue objetivo de sendos hechos delictivos y el último de ellos, ocurrido el pasado domingo 3, malvivientes se llevaron herramientas y maquinarias utilizadas por el Taller de Mecánica que se dicta ahí, revolvieron las oficinas administrativas y rompieron parte de las instalaciones. Días atrás también ingresaron al jardín de infantes que funciona en el frente del edificio.

El pasado fin de semana fue de terror para la comunidad educativa del establecimiento que funciona en Homero al 2285 de Villa Albertina. No porque se hayan sumado a la importada moda de festejar Halloween como en algunos de los colegios privados céntricos, sino porque delincuentes saquearon el lugar entre el sábado y domingo pasado.

Lo insólito fue que se llevaron los inodoros del lugar y herramientas como una soldadora, un cargador de Batería, dos baterías de auto, tres juegos de tubos Stanley, taladros de mano, un torquímetro, una amoladora de banco, dos ventiladores de pared, dos desmalezadoras a nafta, diez palas de albañilería, dos serruchos, un machete, un juego de destornilladores y computadoras tras saltar el muro perimetral y forzar la entrada.

Todos los elementos eran utilizados por las 25 personas que asisten al Taller de Mecánica que se dicta ahí y algunos por otros tantos cooperativistas que asisten al de Huerta, al de electricidad y al de informática, en un edificio donde también funcionan 15 cursos de nivel secundario para adultos, el Plan FINES para terminar los estudios de ese nivel y el jardín de infantes 947.

“Tenemos una bronca e impotencia terribles, porque costó mucho conseguir todo las herramientas para los talleres que son muy costosas. Se llevaron casi 200 mil pesos en materiales y ahora no sé cómo vamos a hacer para recuperar todo”, confesó Marcelo Cortes, profesor del establecimiento en diálogo con DiarioConurbano.com.

En esa línea, denunció que allí hay “zona liberada”, porque “el sábado entraron, se avisó que el domingo podrían volver a robar y nunca apareció la policía para cuidar la escuela”, afirmó sobre los efectivos de la comisaría 7ma, que interviene en la zona.

Es que los robos son moneda corriente allí y a la hora de la denuncia “la policía no se acercó” aseguró Cortés, aunque destacó que desde el área de seguridad del municipio prometieron designar patrulleros de la Policía Local para custodiar el lugar por las noches.

Durante la semana pasada ingresaron al jardín de infantes que funciona en el frente y “algunos vecinos que vieron todo los pararon para que no se roben más cosas”, relató el docente y agregó que durante el último robo otro vecino “vio a uno que se llevaba las palas y se peleó con él pero se escapó” y luego “llamó a la policía pero nunca aparecieron”, puntualizó.

Incluso previo a las elecciones la comunidad educativa del 461 detectó el ingreso de malvivientes al edificio con robo de pequeños objetos como una pava eléctrica, aunque tampoco hubo respuesta de las autoridades policiales, según relató.

“Pedimos que nos pongan cámaras y refuercen la seguridad de la escuela. Además estaría bueno que lleguen hasta acá con las alarmas comunitarias”, reclamó.

Mientras tanto, desde el CENS pedirán colaboraciones para recomponer los materiales robados y el próximo sábado 16 desde las 10 realizarán un abrazo simbólico al edificio para pedir por seguridad.