Vecinos de Villa Jardín piden que vuelvan a circular colectivos debido a que el barrio esta “más aislado”

Ante el cambio de recorrido de los colectivos de la líneas 158, 32 P y 9 los vecinos de Villa Jardín, en Lanús Oeste, reclaman que la zona está “más aislada” de lo que ya se encontraba. Alfredo Verti, vecino del barrio afectado, afirmó en diálogo con DiarioConurbano.com: “Los vecinos se sienten blanco de un hecho delictivo y tienen que caminar diez cuadras a la madrugada para ir a trabajar. Es una zona liberada y estamos aislados”.

Tras algunos hechos delictivos que les ocurrieron a dos chóferes, las empresas desviaron el recorrido para no tener que atravesar la zona por considerarla insegura. Hace una semana en la línea 9 unos hombres ingresaron al colectivo, tiraron al chofer a la calle con el transporte en marcha, y por eso chocó contra un poste. A raíz de esta situación se alteró el recorrido de la línea.

Por el mismo lado, a una unidad de la línea 158 entraron a robar disparando. Si bien nadie resultó herido, esto causó que también varíe el recorrido. En este sentido, Verti aseguró que los colectiveros “vivieron hechos violentos desde principio de año”. “Entendemos a los colectiveros, pero la postura de la empresa es hacer un cambio de recorrido por tiempo ilimitado y se perjudica el vecino únicamente”, manifestó Verti.

Los vecinos trataron de trasladar el reclamo hacia el Municipio de Lanús para que se garantice la seguridad en el barrio. “La seguridad no llega a estos barrios, sólo nos dan promesas”, apuntó el vecino lanusense.

Los únicos tres colectivos que facilitan el traslados de los vecinos de Villa Jardín cambiaron su recorrido. El 32 P pertenece a la misma empresa que la línea 158, es por eso que también se desvió.

“Si uno debe tomar un colectivo y tiene que caminar 10 cuadras en este barrio dejan a la gente aislada, con todo el perjuicio que tiene el vecino para ir al trabajo, o realizar un trámite”, aseveró Verti.

A su vez, Verti indicó que los hechos delictivos que ocurrieron “son extraños” y no corresponden con la “metodología de robo habitual del barrio”. Es por esa razón que argumentó que piensa que hay “un segundo propósito”. “No queremos la militarización del barrio Villa Jardín por el pedido de seguridad. Esto ocurriría con la concordancia del vecino que piensa que está bien llevarse presos a los que caminen después de tal hora”, resaltó el vecino.