Vecinos acusan a la Policía por la muerte de un joven en Caraza

El caso de Dylan Galán, un joven que murió cuando escapaba con una moto robada en momentos en que era perseguido por la Policía, el último viernes, en Villa Caraza, en Lanús, sigue causando indignación entre los vecinos que acusan a la Policía de haber sido la culpable del trágico final. “Si era chorro lo hubiese llevado, que lo metan en cana, pero no matarlo así”, denunciaron.

El dato clave es que la moto había sido robada días antes del hecho, no por Galán quien la habría comprado sin conocer su origen”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, una vecina del joven, relató:El pibe trabajaba en una metalúrgica y se ve que compró una moto para sacarle repuesto y arreglar su moto que se había roto. En el momento en que traía esa moto, lo paran los de la Unidad Ciudadana y le piden los papeles, se asustaron y escaparon, esa es la persecución del que habla la policía, pero lo tienen que aclarar, porque lo están ensuciando”.

Se está investigando si la moto era robada. Según la versión de la Policía, en el marco de la persecución, el acompañante de la moto les disparó. Poco después, los dos jóvenes chocaron contra un árbol, a pocos metros de la esquina de Colón y Condarco en el barrio Acuba, en Villa Caraza. Para los familiares y vecinos el vehículo era robado y se la prestaron al chico, quien no sabía este dato.

“Dicen que la moto era robada de hace unos días, no de ese momento. Además, ningún vecino vio que el chico que se escapó, disparara. Los tiros eran solo de la Policía local, que tenían más armas que adentro de una comisaría”, alertó la referente barrial.

Como consecuencia del impacto de la moto contra un árbol perdió la vida Dylan Galán. En tanto, su acompañante huyó. En ese contexto, los vecinos intentaron ayudar al joven de 20 años, pero según relataron los vecinos, la Policía no dejó que se acercaran lo que provocó incidentes y protestas entre los uniformados y los vecinos.

“El enfrentamiento era de vecinos con pierdas y policías tirando. Esto pasó porque la policía lo primero que hizo fue chocar a los chicos que iban en la moto, que se dan contra un poste y le revienta la cabeza a Dylan”, describió la mujer que vive en el barrio.

Además, agregó que la gente del barrio le pedía a los efectivos que levanten al chico del piso porque se estaba ahogando con su propia sangre, pero la Policía dejó que lo ayudaran.

“Si era chorro lo hubiese llevado, que lo metan en cana, pero que no lo dejen morir. El chico no tenía disparos sino que lo chocaron y lo tiraron ellos”, sentenció la mujer.

La investigación del caso quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Lanús, especializada en violencia institucional, a cargo del fiscal Mariano Leguiza Capristo.