Una venganza habría desencadenado la feroz agresión a un bebé en Budge

Milo, de un mes y medio, recibió una cuchillada en la espalda cuando tres hombres ingresaron a  la vivienda en la que se encontraba con su madre. Ahora, el bebé está en grave estado en el Hospital El Cruce de Varela. La principal hipótesis apunta a una venganza contra la familia porque ayudó a detener a un conocido de los agresores. Otra línea de investigación apunta al intento de robo.

Un bebé de un mes y medio permanece internado en grave estado y con respirador artificial en el Hospital El Cruce de Florencio Varela, tras ser herido de una cuchillada en un confuso hecho registrado en una precaria casa de Ingeniero Budge. Una de la hipótesis indica que se trató de robo mientras que otra apunta a una venganza.

Fuentes médicas de ese centro asistencial informaron que "pese a la gravedad de la herida sufrida, es estable su estado de salud, se encuentra sedado y asistido por respirador artificial".

El episodio se registró ayer al mediodía cuando tres jóvenes irrumpieron en una modesta vivienda de la calle Euskadi al 4500, en Ingeniero Budge, donde forcejearon con la dueña de casa, le provocaron una herida cortopunzante al bebé que tenía entre sus brazos y escaparon sin llevarse ningún objeto de valor.

La víctima – llamada Milo, de 45 días – fue trasladada de urgencia a un centro de primeros auxilios de la zona y luego derivada al Hospital Gandulfo, desde donde lo llevaron finalmente al Hospital El Cruce.

El comisario Marcelo Freire, titular de la Jefatura Departamental de Lomas de Zamora, informó que las personas que ocupaban la casa son "trabajadoras, muy humildes" y "no había nada como para robar" en el lugar.

Además, indicó que no descartaba ninguna hipótesis de lo sucedido aunque comentó que hubo un incidente anterior en Lanús del que se excusó de dar detalles.

En ese sentido, sólo señaló que en aquel momento hubo "una joven mujer detenida, acusada de un delito" y "en base a eso se está dirigiendo la investigación".

Las fuentes dijeron que se trata del robo de un auto Peugeot 206 en Villa Caraza, que podría haber sido cometido por los agresores de la criatura.

Según trascendió, la mujer vinculada a los agresores fue perseguida, atrapada y golpeada por familiares de los padres de Milo. Luego, la entregaron a la Policía. Esto habría originado la violentísima venganza.

Además, fuentes judiciales indicaron a DiarioConurbano.com que la madre de la víctima habría identificado a uno de los agresores. En tanto, el fiscal pidió a quien pueda aportar datos del hecho que se acerque a los Tribunales de Lomas de Zamora.

La causa – caratulada “abuso de armas y lesiones graves” – se encuentra en la UFI 10 de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Santiago Vadillo.