Temperley: Ladrón fusiló a un hombre que festejaba un cumpleaños en la casa

Un hombre de 35 años murió al recibir un balazo en el pecho mientras festejaba un cumpleaños en una casa de Villa Galicia, en Temperley. El disparo provino de un delincuente que había intentado cometer un robo a un policía retirado, a pocos metros del lugar, junto a un cómplice. Los dos ladrones escaparon y permanecen prófugos.

El hecho ocurrió este sábado alrededor de las 21 en Iriarte al 800 cuando un dos delincuentes interceptaron a un policía retirado de la Federal que se encontraba ingresando con su auto al garage de su casa.

La víctima del robo sacó un arma y comenzó a tirotearse con los dos delincuentes que alcanzaron a subir a su auto para llevárselo pero chocaron contra un poste de luz. “En ese momento, los ladrones se bajaron del coche y huyeron en direcciones distintas. Uno de los ellos rengueaba y hay manchas de sangre por lo que se entiende que quedó herido en el tiroteo”, indicaron fuentes de la investigación.

Tras hacer 100 metros, a la vuelta de los dos primeros intentos de robo, el ladrón herido se topó con Rodríguez González, de 35 años, que estaba cerrando el portón de su casa, en  Zuviría al 400, donde se festejaba un cumpleaños. González estaba en pareja y tenía un hijo.

“No sabemos por qué el ladrón le dispara en el pecho directamente”, añadieron las fuentes del caso. Una de los sospechas es que en medio de la oscuridad el delincuente haya creído que  González estaba armado.

Tras el disparo, el ladrón amenazó con su arma a una pareja que llegaba en una camioneta a la fiesta, la obligó a bajar y se escapó en el vehículo. En tanto, Rodrigo González, fue trasladado de urgencia al Hospital Gandulfo, donde falleció este domingo por la madrugada.

La situación causa estupor en los vecinos. A pocos metros, terminaba una jornada de fútbol en el Club Falucho. Cuando los niños, alrededor de 30, junto a sus padres, salían del lugar, escucharon los disparos y debieron regresar a la institución y refugiarse allí en medio de terror reinante.

Ahora, los dos delincuentes son intensamente buscados. La causa se encuentra en la UFI 4 de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Leonardo Kaszewski.