Se entregó el preso que escapó con ayuda de vecinos en Quilmes

Un preso que había violado la prisión domiciliaria y escapó esposado de una patrulla del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que fue a buscarlo, ayudado por familiares y vecinos que atacaron a golpes y amenazaron con armas a los efectivos en la Villa Itatí, se entregó en las últimas horas en sede judicial de Quilmes, informaron hoy fuentes judiciales.

Los voceros detallaron a Télam que Jonathan José Agüero Olmos se presentó en la sede del Tribunal Oral Criminal (TOC) 5 de Quilmes en compañía de un abogado y quedó alojado en la alcaidía del edificio judicial para ser indagado.

Ese TOC es el mismo que dispuso que se revocara el arresto domiciliario de Agüero Olmos al conocer que había violado las condiciones para acceder a ese beneficio concedido el 25 de marzo de 2021 y atento a que hoy iba a ser juzgado por un robo agravado en poblado y en banda y temía que pudiera fugarse.

Pero cuando el 20 de marzo último los efectivos del SPB, apoyados por la policía provincial, fueron a buscarlo a la vivienda de la calle Pilcomayo al 600, de la Villa Itatí, y se disponían a trasladarlo esposado en un móvil de la fuerza, vecinos y familiares del preso se aproximaron a los gritos y los atacaron con palos.

Incluso, a algunos de los penitenciarios -que eran en total siete- los hicieron descender de los móviles a golpes y bajo amenazas con un arma de fuego para evitar que se llevaran a Agüero Olmos.

La situación fue aprovechada por el propio detenido que, esposado, logró escapar del SPB, cuyos efectivos luego de varios minutos lograron salir del barrio de emergencia y fueron directamente a la comisaría de la zona para asentar la denuncia y dar la alerta a la fiscalía de turno de Quilmes sobre la fuga del detenido,

Los oficiales fueron revisados por médicos legistas, quienes constataron que presentaban hematomas por golpes de puños, palazos y rasguños en distintas partes del cuerpo.