San José: vecinos mataron a golpes a un hombre acusado de abusar de menores

Tenía 38 años. Lo hallaron en el patio de su vivienda con signos de haber sido asesinado a golpes. Por el hecho, fue detenido un vecinos del hombre, padre de uno de los menores presuntamente abusados por la víctima. Los investigadores consideran que hubo cómplices en el homicidio.

Un hombre de 38 años fue asesinado a golpes en su casa del barrio San José, en el partido de Almirante Brown, y se investiga si fue una venganza porque la víctima estaba denunciada por abuso de menores, informaron fuentes policiales. 
Por el caso, la policía ya detuvo como sospechoso a un vecino con antecedentes que es padre de uno de los menores presuntamente abusados por la víctima del homicidio. 
El hecho fue descubierto en una casa ubicada en la intersección de las calles Amenedo y Torcaza de San José, donde fue hallado asesinado Víctor Hugo Mazzorelini, de 38 años. 
Voceros policiales indicaron que la víctima se encontraba en un patio lateral de la vivienda, tirado sobre su costado derecho y con la cabeza destrozada a golpes. 
"Lo golpearon ferozmente hasta asegurarse su muerte. Le abrieron el cráneo y había pérdida de masa encefálica", detalló a un jefe policial. 
Mazzorelini estaba vestido con un short negro, medias grises y un pulóver, por lo que se estima que fue sorprendido mientras dormía o descansaba y los peritos encontraron en su mano derecha un caño de 70 centímetros de largo con el que aparentemente quiso, pero no pudo defenderse. 
La casa además sufrió varios destrozos y saqueos, según comentaron otras fuentes policiales. 
Si bien aún no se descarta el robo, por la saña y brutalidad del ataque, la principal hipótesis del caso es que a Mazzorelini lo mataron en el marco de una venganza. 
Uno de los jefes policiales consultados explicó que "este hombre estaba denunciado por abuso de al menos dos menores, uno de ellos su propio hijo y, el otro, el de un vecino". 
El único detenido por el homicidio es el padre de una de sus supuestas víctimas de los abusos y la policía intentaba localizar a un segundo sospechoso que, según la investigación, participó del ataque.