San José: Piden investigar complicidades en el crimen de Maximiliano Ponte

Tras el homicidio de Maximiliano Ponte, ocurrido el miércoles 23 de agosto en San José, Temperley, los familiares de la víctima exigen que se demuestre la premeditación del crimen y reclaman que la Justicia “actúe como debe”. La investigación quedó en manos de la UFI N°7 a cargo del fiscal Nicolás Espejo. Por el caso, hay un hombre detenido.

Juan Ponte, padre de la víctima, aseguró que es una “mafia” la que está detrás del crimen de su hijo. “Quiero que figuren como tres las personas partícipes del asesinato y que se demuestre que fue organizado con tiempo. El imputado que está detenido no fue el único autor del asesinato”, indicó, en diálogo con DiarioConurbano.com.

El hecho fue caratulado como “homicidio simple y portación ilegal de arma de fuego” y tiene como único imputado a Gabriel Idefonzo de 37 años. El hecho ocurrió en la noche del 22 de agosto. Mientras desde la investigación sostienen que una mujer acompañaba a Maximiliano al ser interceptados por una camioneta cerca de las calles El Halcón y Golondrina, los familiares aseguraron que en realidad estaba con un joven de 16 años.

Según lo relatado por el padre de Maximiliano, su hijo salía con una mujer a la que se la apoda como “La Tana”. “Cuando él la deja, ella lo seguía y no lo quería dejar”, señaló y la relacionó con la venta de estupefacientes.

Se presume que los que interceptaron a Maximiliano, no lastimaron a la mujer que lo acompañaba en el auto mientras ejecutaron varios disparos contra él, y fueron dos lo que terminaron con su vida. Es por eso que se sospecha de su complicidad.

Al parecer la acompañante de Maximiliano sería pareja del imputado. En este sentido, Juan resaltó: “Yo siempre le dije a mi hijo que se alejara de esa mujer porque le iba a joder la vida”. Si bien la Policía retuvo a la mujer tras el asesinato de Maximiliano, luego la dejó en libertad.

“La Policía quiere hacer que parezca un enfrentamiento y no fue así. Esto esta hecho con premeditación y alevosía”, manifestó el padre de Maximiliano quien había sido trasladado al Hospital Oñativia por las balas que recibió del ataque.

También Ponte recalcó el hecho de que el auto del imputado no tiene disparos. “Si hubiera sido un enfrentamiento, los dos autos estarían con tiros o golpes”, manifestó.

Justamente, por el momento, en la investigación que lleva adelante la UFI 7 no está acreditado que haya habido un enfrentamiento. De allí que la carátula de la causa sea homicidio.

También Juan Ponte planteó que su hijo “era muy querido en el barrio” y “defendía” a los vecinos. “Yo quiero que se haga justicia, no quiero intervenir sobre ellos. Quiero que actúe la Justicia y la Policía como tiene que ser”, aseveró.

Con respecto a los posibles testigos que vieron lo ocurrido, Ponte planteó que muchas personas “tienen temor” a declarar. “Les tienen miedo en el barrio porque son peligrosos. Fueron a buscar a los posibles testigos para amenazarlos y les dijeron que si hablan, los matan”, especificó.