Robo al Galicia de Temperley: Identificaron a los ladrones pero no los pudieron atrapar

Los cuatro delincuentes que el martes último asaltaron la sucursal Temperley del Banco Galicia ya están identificados pero la Policía no puede encontrarlos. Este jueves por la madrugada se realizaron allanamientos pero no pudieron dar con ellos.
Fuentes de la investigación informaron a DiarioConurbano.com que desde poco después del hecho se determinó que los ladrones llegaron al lugar en un VW Vento que había sido robo de la calle pocos días antes, también en la zona de Temperley.
Ese vehículo lo abandonaron en San Isidro y Pichincha, cerca del banco. Luego abordaron otro, un Peugeot 408.
Efectivos de las Comisarías 1era de Lomas, 3ra de Temperley y de otras cercanas realizaron un seguimiento a través de cámaras de seguridad y determinaron los delincuentes huyeron hacia el partido de Almiranta Brown.
En un lector de patentes ubicado en la avenida Almirante Brown, en el límite de ese partido con Lomas de Zamora, se detectó el paso de los delincuentes y la patente del vehículo.
“No tenía pedido de secuestro por lo que se determinó que pertenecía a uno de los delincuentes”, indicó uno de los investigadores a DiarioConurbano.com
Con ese dato, se determinó que los ladrones eran oriundos de Florencio Varela y se identificaron sus viviendas. La fiscal María Laura Alfaro decidió que los allanamientos los hiciera este jueves por la madrugada la DDI de Lomas.
Los allanamientos se realizaron en cuatro viviendas de Florencio Varela pero no estaban los delincuentes buscados. No obstante, los policías secuestraron el Peugeot 408 utilizado por los ladrones para escapar tras el robo.
Ahora los investigadores buscan profundizar otras pistas para dar con los asaltantes. “Ahora saben que conocemos quiénes son. No será fácil”, estimó uno de los pesquisas.
El robo millonario
El hecho ocurrió alrededor de las 14 del martes último cuando cuatro hombres ingresaron al Banco Galicia, ubicada en la avenida Yrigoyen al 10.500, en Temperley.
Uno de los sujetos – que llevaba una venda en una mano – extrajo un arma y redujo al personal de seguridad, mientras que otros dos, también armados, se dirigieron a la zona de cajas y otro a la gerencia.
En menos de 5 minutos los delincuentes se llevaron todo el dinero de las cajas de atención al público y también el del tesoro, que llamativamente estaba abierto.
Luego huyeron por la puerta principal aunque las personas que estaban en el banco no pudieron ver en qué auto escapaban.
Según fuentes de la investigación, los delincuentes se llevaron 4 millones y medio de pesos.
La causa – caratulada “robo agravado” – se encuentra en la UFI 11 de Lomas de Zamora, a cargo de la fiscal María Laura Alfaro.