Policías apedreados cuando intentaron detener un auto que escapaba en Temperley

Un sujeto fue detenido este miércoles a la madrugada luego de una persecución que comenzó en la calle Roma y Lynch, en Temperley, en momentos en que la Policía intentaba realizar un control de rutina y los sujetos que se desplazaban en una camioneta blanca no obedecieron la orden. La persecución finalizó en la calle Formosa al 300, donde viviría uno de los individuos. Al llegar a la vivienda, se produjo un incidente con los familiares del acusado, quienes comenzaron a tirar piedras, botellas y palos a los efectivos.

Fuentes policiales informaron a DiarioConurbano.com, que el hecho ocurrió este miércoles alrededor las 3.20 en momentos en que personal policial visualizara en las calles Roma y Lynch, en Temperley, una camioneta blanca con cuatro sujetos en su interior. Por ese motivo, deciden seguirlos con el fin de identificarlos.

Al dar la voz de alto y al no ser acatada las órdenes, el vehículo acelera su marcha por las calles Ezeiza y al llegar en Formosa gira hacia su izquierda en sentido de la misma. El vehículo se detiene en Formosa al 300 y desciende del mismo un sujeto con buzo azul que intenta ingresar rápidamente al domicilio.

Cuando los efectivos rodean al vehículo observan movimientos extraños dentro del mismo por lo que dieron la voz de alto y se pide que desciendan con las manos a la vista. Al no obedecer las órdenes se les vuelve a repetir y así se logra que bajen de la camioneta.

En ese momento, baja del rodado el conductor y dos personas más. Uno de los hombres se muestra agresivo y con empujones y gritos invita al personal a pelear. Los agentes se ven obligados a usar la fuerza mínima, con el objetivo de requisarlo.

Minutos después, comienzan a salir del domicilio un grupo de personas, en su mayoría mujeres, y empiezan a los gritos y empujones hacia el personal intentando meter a los individuos dentro de la vivienda, pero al no lograrlo empiezan a amedrentar con piedras, botellas y palos al personal.

En ese contexto, una de las mujeres que se identificó como personal de seguridad de la municipalidad de Lomas comienza a gritar a viva voz “se van a quedar sin trabajo, porque mi jefe los va a echar a todos”. Según informaron, la mujer que agredió a la policía y se identificó como personal de seguridad fue desplazada de su puesto en las últimas horas.

Dos hombres fueron aprehendidos por el delito “atentado y resistencia a la autoridad”. La causa está en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.