Parque Barón: Indignación vecinal tras un doble homicidio

Un adolescente de 17 años apuñaló y mató a dos hombres que intervinieron en una pelea entre el agresor y otros jóvenes por el precio de venta de unos celulares robados. Tras el hecho, el autor del doble crimen huyó y está prófugo. Los familiares de las víctimas quemaron gomas frente a la Comisaría de Parque Barón, en Lomas Oeste, y cortaron la avenida Juan XXIII. Reclaman que el acusado sea detenido.

Un adolescente de 17 años mató a puñaladas a dos hombres durante una discusión por el precio de teléfonos celulares aparentemente robados, que pretendía venderles a unos jóvenes del barrio, en la zona de Parque Barón, en Lomas Oeste.

Los familiares de las víctimas prendieron gomas frente a la Comisaría de Parque Barón y cortaron la avenida Juan XXIII, en reclamo de que el joven acusado sea detenido.

Fuentes policiales informaron hoy que el hecho el domingo por la noche, poco después de las 23, cuando el homicida fue acompañado por un hombre a la puerta de la casa de una de las víctimas, situada en el cruce de Paraná y O`Higgins, de Parque Barón, en ese barrio lomense.

 Allí, el joven comenzó a negociar con varios muchachos de su edad la venta de teléfonos que serían robados y como no se ponían de acuerdo con el precio a pagar comenzaron a pelearse con golpes de puño.

La riña fue escuchada desde adentro de su casa por Luis Pizarro, de 53 años, padre de uno de los jóvenes que estaba haciendo la compra, quien decidió intervenir debido a que estaban golpeando fuertemente a su hijo y a sus amigos.

De repente, el adolescente sacó un cuchillo que tenía escondido y le asestó varias puñaladas en el tórax al hombre, quien cayó gravemente herido al piso.

Al advertir esta situación, un vecino llamado Miguel Sosa, de 50 años, que estaba presenciando lo que sucedía también decidió intervenir para frenar la reyerta y el muchacho reaccionó de igual forma y también lo acuchilló.

Con los dos hombres gravemente heridos y el resto huyendo a refugiarse en casas cercanas, tanto el adolescente como el hombre que lo acompañaba escaparon.

Mientras tanto, las víctimas fueron trasladadas en ambulancias a dos centros de salud cercanos: Sosa a la Unidad de Pronta Atención (UPA) y Pizarro al hospital Gandulfo.

Ambos alcanzaron a recibir asistencia médica, pero luego fallecieron producto de las heridas recibidas.

Un vocero dijo que se investiga si el hombre que acompañaba al adolescente también intervino en los homicidios, por lo que ambos son buscados en la zona luego de allanamientos ordenados por la fiscalía 1 del Fuero Penal Juvenil de Lomas de Zamora que interviene en el caso, a cargo de Martín Ceara.

En la puerta de la casa donde se produjeron los crímenes, trabajaron primero efectivos de la comisaría 9na. de Lomas de Zamora y luego la Policía Científica, que secuestró algunos elementos de interés para la investigación.  En tanto, el cuchillo utilizado no fue hallado allí ni en las cercanías de la casa.

En el marco de la investigación, se les tomó declaración a los jóvenes que iban a comprar los celulares, quienes aportaron datos para ayudar a encontrar a los acusados, imputados en principio por "homicidio simple".

En tanto, se aguarda el resultado de las autopsias practicadas a las víctimas para luego entregar los cuerpos a sus familiares.

Sobre los sospechosos, los investigadores dijeron que el adolescente vive con sus padres cerca del lugar de los asesinatos y tiene antecedentes por delitos graves como homicidio y también por robo, al igual que el mayor.

A raíz del doble crimen, familiares y amigos de los dos hombres se movilizaron a la seccional 9a. de Parque Barón para reclamar justicia y la inmediata detención de los sospechosos. Allí, quemaron gomas y cortaron la transitada avenida Juan XXIII.