Murió la joven baleada por un vecino en Avellaneda

Yamila Rosso, la joven baleada el sábado pasado junto a su madre por un vecino con el que mantenían una vieja disputa por un pasillo en un PH del partido bonaerense de Avellaneda, murió este miércoles en el Hospital Fiorito a raíz de las heridas sufridas en el ataque, informaron fuentes policiales.

La joven de 21 años había recibido tres balazos y falleció alrededor de las 5 en dicho hospital del sur del conurbano, mientras que el acusado de haberle disparado, Alberto Pérez (53), alias "El loco Cacho", continúa prófugo y se cree que huyó hacia la costa atlántica de la provincia de Buenos Aires.

Según las fuentes, Pérez también está imputado de haber matado de cuatro tiros a la madre de Yamila, Silvia Isabel Rosso (57) en el mismo hecho ocurrido a las 23.30 del sábado último, en la puerta de un inmueble ubicado en Montes de Oca al 700 de Avellaneda, donde funcionan dos PH, uno en el que vivían madre e hija y el otro el domicilio del sospechoso.

De acuerdo a la familia de las víctimas, éstas mantenían desde hacía más de diez años una disputa con Pérez porque éste no quería que utilizaran la puerta del pasillo común entre ambos PH, situación que fue denunciada ante la Justicia.

La noche del ataque, Silvia y Yamila estaban sentadas en la puerta de su domicilio junto al hijo de dos años de la joven cuando fueron atacadas a balazos.

Tras los disparos, Pérez huyó, al parecer en una moto marca Zanella, mientras que las dos mujeres fueron trasladadas al Hospital Fiorito donde Silvia murió poco después de ser asistida y su hija agonizó hasta esta madrugada.

En tanto, Claudio Martínez, un vecino de las dos mujeres que vio el ataque y quiso socorrerlas, fue asesinado de un balazo en la cabeza en la misma escena del crimen y los investigadores creen que lo mató el novio de Yamila y padre del hijo de ésta, Angel Machuca, al creer que él era el autor de los disparos iniciales.

Si bien en un primer momento se creyó que había sido "El loco Cacho" el que disparó contra las tres víctimas, Machuca se presentó luego ante la Justicia y quedó detenido por el homicidio de Martínez a disposición del fiscal Mario Prieto, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 2 de Avellaneda.