“Ma, ayúdame. Me dieron un tiro”: Las últimas palabras del albañil que murió por una bala perdida en Lomas

La esposa del joven Mario David Benítez que murió el miércoles por la madrugada, en Villa Centenario, al recibir el impacto de una bala perdida, reveló cuáles fueron sus últimas palabras.  “Ma, ayudame. Me dieron un tiro”, le dijo Mario a su pareja.

“Cuando le saco la mano tenía un orificio y le salía un montón de sangre”, relató a Karina, esposa de Benítez, quien fue alcanzado por una bala perdida mientras celebraba la Navidad en su casa del partido bonaerense de Lomas de Zamora. En diálogo con Crónica, expresó quebrada: “Perdí a mi marido. Estoy destruida”.

El hecho ocurrió durante la madrugada del 25 de diciembre en una vivienda situada en Terrada al 2.300, en la localidad de Villa Centenario, en ese partido de la zona sur del conurbano, donde la víctima, un albañil de 30 años, estaba reunida con su pareja, hijos y otros familiares.

Mientras brindaban en el patio interno de la vivienda, Benítez fue alcanzado en el cuello por un disparo de arma de fuego, por lo que su hermano lo trasladó hasta la Unidad de Pronta Atención (UPA) donde murió minutos después de su ingreso.

Karina, su esposa, contó: “Mi hijo mayor estaba al lado de él y (tras sentir el impacto) me dice ‘ayudalo mamá'”.

Si bien Karina señaló que no sabe “quién lo hizo”, explicó que en el barrio es “normal” escuchar “tiros todo el tiempo”, por lo que estimó que la bala perdida no provino “de lejos”, sino de “una o dos cuadras” de distancia.

Por otro lado, la mujer indicó que “hay cámaras” de seguridad que pueden ayudar a esclarecer lo ocurrido al tiempo que pidió a los vecinos que “aporten información”. “Perdí a mi marido. Estoy destruida”, expresó con la voz entrecortada.

El hecho es investigado por personal de la comisaría de Villa Centenario y la fiscal Silvina Estévez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, quien inició actuaciones por “averiguación de causales de muerte”. Hasta el momento, no hay detenidos.