Sorpresiva liberación del acusado de fusilar a dos jóvenes en Fiorito

Tatiana Gargano

El único joven que se encontraba acusado de disparar y matar a Ayelén Gargano (18) y Rodrigo Villalba (17), el último fin de semana en Fiorito, recuperó su libertad en las primeras horas de este martes, luego que la rueda de reconocimiento diera negativa. El abogado de la familia de Villalba reconoció a Diarioconurbano.com que “los reconocimientos dieron negativo” razón por la cual Brian Corvalán fue excarcelado. Frente a esta situación, agregó: “voy a trabajar para que se haga Justicia, y que el responsable vaya preso”.

 

Roberto Vázquez representa legalmente a la familia de Rodrigo Villalba, quien murió en el Hospital Gandulfo luego de recibir distintos impactos de bala en el hecho que tuvo lugar en Fiorito, el último sábado. Desde dicho lugar, aseguró al portal que “los cuatro testigos que participaron, de forma individual, en los reconocimientos, dijeron que el detenido no era el autor” de los disparos que terminaron con la vida de los dos jóvenes. En este sentido, sumó que “no situaron al detenido en el lugar de los hechos”, y que al coincidir los cuatro, fue puesto en libertad.

Por otro lado, y con los datos prudentes para no entorpecer la investigación en curso, aseguró que ya se está trabajando en otra línea de investigación, “con pistas firmes”, por lo que el presunto autor material “estaría cercado”.

Por el hecho había tres personas detenidas por encubrimiento, identificadas como Edgardo Barraza, Brenda Colman y Florencia Fernández, mientras que Brian Corvalán se encontraba acusado de doble homicidio. Si bien Corvalán fue puesto en libertad y se eliminaron los hechos en su contra, las otras tres personas siguen imputadas por el delito de encubrimiento.

“Se está trabajando muy fuerte, hay muchísimos testigos”, concluyó Vázquez

Fuentes policiales informaron a Diarioconurbano.com que el hecho tuvo lugar a las 6,30 del sábado pasado, en la esquina de Recondo y Morazán, en Fiorito, Lomas de Zamora. Allí estaban reunidos Tatiana Gargano, de 18 años, Rodrigo Axel Villalba, de 17, y otros jóvenes.

Al parecer, por un lugar pasó un Peugeot 206 oscuro y los jóvenes les arrojaron algunas piedras. Esto hizo que el conductor se detuviera, discutiera con ellos y les advirtiera: “Ahora los voy a matar”; para luego alejarse. En el interior del auto iban otras personas. Según los investigadores tienen acreditado hasta el momento, ese mismo sujeto, junto a otro, regresó a los pocos minutos a la misma esquina de Fiorito donde se encontraba el grupo de jóvenes con el que había mantenido el altercado. Pero esta vez manejaba una moto Titán.

Si mediar palabras, el hombre disparó al menos en cuatro oportunidades contra el grupo de jóvenes. Dos de los disparos impactaron en Tatiana y Axel. Ambos fallecieron con el correr de las horas.