“Cuando ofrecía a los abusadores por WhatsApp, el hombre decía que la nena tenía 17 años”, contó una mujer que vive en la misma cuadra que la pareja detenida el martes tras un allanamiento en el marco de una investigación por posible abuso y explotación sexual del que habría sido víctima una nena de 12 años, en Lanús.

Los vecinos de la pareja santafesina detenida el martes por la noche por abusar de una menor de 12 años, no salen del asombro. En las últimas horas se conocieron más detalles del caso de la menor que fue rescatada junto a su hermana y cuatro chicos.

Cabe recordar que apenas se hizo público el allanamiento que realizó la Policía Federal -por orden de la UFI N° 8 de Lanús- en una vivienda de la calle Bouchard, en la localidad de Gerli, partido de Lanús en donde la niña estaría siendo víctima de abusos por parte de sus cuidadores, los vecinos intentaron golpear a la pareja mientras los arrestaban.

En diálogo con DiarioConurbano.com una vecina, Macarena, que vive en la misma cuadra que los acusados, explicó: “Nadie sabía lo que estos dos hacían con las criaturas, nos enteramos en el momento que allanaron la casa, por eso, varios vecinos intentaron lincharlos por la impotencia que nos generó las cosas aberrantes que nos fuimos enterando”.

La pareja y los menores vivían en una vivienda que alquilaban desde hace cuatro años. Los cinco chicos, cuatro de ellos, de entre 4 y 9 años, eran hijos de la mujer, de una relación anterior. La mayor, de doce años, era hija de su hermana, quien falleció hace unos años.

Según el relato de la vecina, la mujer de 36 años, era la que generalmente iba a la casa de cada vecino pidiéndoles ropa y comida para los nenes. “La ropa la vendía después en una feria americana”, dijo.

Y además, añadió, que el hombre “lo único que hacía era sentarse todos los días fuera de la casa a tomar cerveza” mientras la mujer pedía ayuda a los vecinos. “Ninguno de los dos trabajaba. Él mentía, decía que trabajaba de camionero”, señaló la vecina.

En ese sentido, contó que “los vecinos denunciaron una fiesta clandestina pensando que todos los hombres que entraban (en la casa) era por eso”. “Este sujeto (por el acusado) salía enojado y decía que los hombres que iban eran compañeros de trabajo y nos enteramos que eran clientes, que iban a abusar de la nena”, relató la mujer.

Para la justicia la pareja está acusada no solo de abusar de la nena de 12 años, sino también de prostituirla en la misma casa, de ofrecerla a hombres por Facebook y WhatsApp.

El caso está siendo investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 8 Descentralizada de Lanús del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, a cargo de la fiscal María Soledad Garibaldi.