Longchamps: Intentó evitar un robo, lo mataron y a un mes, no hay detenidos

A un mes del homicidio de Vladimir Guzmán, un joven de 27 años que fue asesinado por delincuentes que entraron a robar en un kiosco, en la localidad de Longchamps, su familia afirma que la justicia continúa investigando, pero aún no hay detenidos.

El hecho ocurrió cerca de la medianoche del 18 de febrero último, en un kiosco ubicado en avenida Espora y Bolivar, en la localidad de Longchamps. Allí, tres delincuentes armados ingresaron con la intención de asaltar el negocio donde Vladimir y dos amigos estaban por tomar algo luego de jugar a la pelota. Vladimir y otro amigo impidieron el robo, pero uno de los ladrones le sustrajo el celular al sobrino de la víctima y antes de escapar disparó hacia adentro del negocio

Vladimir corrió a los ladrones, se trenzó a golpes de puño con uno de ellos, que le disparó tres veces: Uno de los proyectiles le rozó la cabeza, otro proyectil le atravesó el estomago y el último le pegó en la pierna.

Según el relato de la familia de la víctima, tres patrulleros se presentaron esa noche en el lugar, pero “ninguno” de los efectivos quiso asistir al joven. En ese contexto, fueron los propios familiares los que condujeron a Vladimir hasta su casa, sin saber la gravedad de las heridas. Cuando comenzó a descompensarse llegó al Hospital Lucio Meléndez llevado por un amigo. Fue operado dos veces, pero el domingo 20 de febrero falleció.

El diálogo con DiarioConurbano.com, Germán Guzmán, hermano de Vladimir, explicó: “La causa la está investigando la fiscalía, pero no hay muchas novedades. Si bien sabemos que están trabajando, todavía no hubo un avance concreto. Estamos a la espera de que nos den una resolución de lo que pasó”.

Consultado por los autores del hecho, Germán contó que “no hay detenidos”. La familia había denunciado que además de los dos delincuentes armados habría más personas involucradas.

El 18 de marzo último, familiares y amigos de Vladimir realizaron una marcha para exigir respuestas a las autoridades y renovar el pedido de justicia que se viene realizando desde que ocurrió el hecho.

Además, pidieron mayor seguridad para el barrio porque continúan los hechos delictivos y aseguran que hay “zonas liberadas”.

La causa -caratulada homicidio- se encuentra en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.