Lomas: Esperan que detengan al hombre que golpeó a su pareja y simuló un robo

A poco de cumplirse un año del ataque que sufrió Hellen Herrera, una mujer que perdió su embarazo luego de ser golpeada brutalmente por su novio y la amante, la autoría fue comprobada. Por ahora se espera que el juez de garantías de la orden de detención de Rodrigo García, quien sería el responsable junto con la que en ese momento fue su amante. El hecho ocurrió en Lomas de Zamora. 

El 6 de setiembre de 2019 Hellen, de 31 años, fue golpeada y torturada con una picana, lo que produjo que perdiera a su bebé en un hecho que simulaba ser un robo. Sin embargo, la joven lo denunció debido a que fue un ataque planeado para que perdiera el bebé.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Ezequiel De Fazio, abogado de la mujer, afirmó: “Se probó que la pérdida de su embarazo fue producto de los golpes brutales que recibió, lo cual fue algo totalmente traumático y violento”. Las pericias determinaron que el embarazo no sufría una patología, sino que seguía un curso normal y seguro. Esto descartó que el aborto fue producto de circunstancias naturales, sino que fue consecuencia de la violencia recibida. 

Si bien por ahora se desconoce la ubicación del hombre, se espera avanzar sobre su detención luego de que se retomen las tareas judiciales. La querella va a acusar por tentativa de homicidio agravado, aborto agravado y violencia de género ya que comprenden que corrió riesgos la vida de Hellen y que existió dolo de homicidio por la gravedad de la violencia física. 

Con respecto a las pruebas, el letrado opinó que se “les complicó a ambos porque se pudo probar que estaban en el lugar cuando se cometió el ataque”. Los vigiladores del camping de Villa Albertina donde ocurrieron los hechos declararon que se encontraban y es por eso que la primera hipótesis que quiso mantener sobre un robo se desmoronó. 

Según afirmó el abogado, luego del hecho García actuó con torpeza debido a que no quiso denunciar a la policía, se fugó con su ex pareja, y ambos dejaron cartas en donde dan cuenta de haber realizado “cosas muy malas”. 

Lo crucial en la etapa investigativa era corroborar si la perdida del embarazo fue por causas naturales o como consecuencia de la golpiza. Por ahora la causa se paralizó por la pandemia y el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) pero se espera que una vez que se retomen las tareas judiciales se realice la detención y un debate oral.

“Ni bien se levante la cuarentena, la causa volverá a retomar su rumbo y lo que resta hacer. Los tiempos son inmedibles porque no sabemos cuando será pero la autoría y el hecho fueron probados”.

Hellen relató que en los instantes previos a la agresión, cerca de la una de la madrugada, ella se había quedado dormida mientras García supuestamente fue a bañarse. Luego fue despertada por el ruido de una música que sonó luego de que ingresaron dos encapuchados sin forzar ninguna puerta o abertura del lugar.

En este sentido, De Fazio relató: “La dificultad no era probar la autoría porque siempre supimos que fueron ellos. La dificultad era probar que el aborto fue su responsabilidad y eso lo hicimos”.

La investigación está a cargo de la UFI 7 de Lomas de Zamora.