Lanús: Un policía de la Metropolitana mató a un hombre que intentó asaltarlo

Un policía de la Metropolitana mató de un balazo a un hombre que, junto a un cómplice que logró escapar, intentó asaltarlo cuando llegaba a su casa con su familia en Lanús, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió cerca de las 23.30 del miércoles frente a una casa de Villa Industriales, en Lanús oeste, y el efectivo es un oficial de la Policía Metropolitana que cumple funciones en la División Custodia del Gobierno de la Ciudad.

Según los investigadores, el episodio se produjo cuando el efectivo se movilizaba junto a su familia en un Volkswagen Gol Power y llegó a su casa en la esquina de las calles Mendoza y Guadalupe, de esa localidad del sur del conurbano.

En ese momento, el policía que se hallaba vestido con ropas de civil y franco de servicio fue sorprendido por dos delincuentes armados que se movían en una moto Honda de color negra que lo amenazaron y le exigieron la entrega de su auto.

Según la fuente consultada, el policía se resistió a los tiros y baleó a uno de los asaltantes.

De todas formas, los ladrones se subieron nuevamente a la moto y huyeron, pero a los 150 metros cayeron al piso tras realizar una mala maniobra.

Tras la caída, el joven baleado, de 19 años y con antecedentes penales, murió en el lugar antes de que pudiera ser atendido por los médicos, mientras que el cómplice logró escapar corriendo.

La investigación se encuentra a cargo de personal de la comisaría 7a.de Villa Industriales, de Lanús, que trabaja bajo las órdenes de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 15, a cargo de Liliana Thiem, del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

La causa quedó caratulada como "tentativa de robo calificado por el empleo de arma de fuego y homicidio en legítima defensa".

En el lugar, los investigadores secuestraron la pistola calibre 9 milímetros del policía involucrado y un revólver calibre 38 largo que estaba en poder del delincuente fallecido.

Además, se incautaron de una moto Honda modelo Falcon con la que se movilizaban los asaltantes, como así también cinco vainas servidas calibre 9 milímetros.