Lanús: atropellaron y mataron a un nene de 13 años, y no hay detenidos

Un joven de 13 años fue atropellado el jueves pasado, en Lanús, cuando volvía de la cancha con un grupo de amigos, y murió como consecuencia del impacto. Vanesa, mamá de Gabriel, el joven atropellado, aseguró al portal que la persona que causó la muerte de su hijo, si bien aún no está identificada, “sigue libre”, mientras que la causa está caratulada como “averiguación de causales de muerte”. Por otro lado, denunció que “en todas denuncias que hice pusieron que mi hijo se había suicidado”, cuando para la familia y los testigos no fue así.

“Esto fue el jueves 19 de abril a las 00.30” comenzó relatando Vanesa, cuando su hijo “volvía de la cancha con su grupito de amiguitos”. Allí, en las calles José M. Cao y General Deheza, “su amigo cruzó primero la calle, él salió atrás, vino la camioneta blanca primero, lo rosó, después volvió, aceleró y lo paso por encima”. El grupo de amigos que acompañaba a Gabriel fue testigo del hecho. Vanesa denuncia, además, que a Gabriel “no lo levantó científica, porque no llegó, y lo levantaron los mismos policías de la Comisaría Segunda de Lanús”.

Gabriel vivía junto con su papá en Lanús, mientras que su madre Vanesa vive en Florencio Varela. Desde allí se trasladó la semana pasada, cuando le avisaron que a su hijo “lo habían chocado”. “A mí me avisa la tía de Gabriel que a mi hijo lo habían chocado, pero yo pensé que él estaba bien” indicó a DiarioConurbano.com Vanesa, por lo que se tomó un remis hasta Lanús. Una vez que llegó, lamentó, “me avisan que lo habían llevado a la morgue de Lomas de Zamora”.

“A mi hijo Gabriel Pérez me lo atropellaron, me le pasaron por encima” declaró dolida Vanesa, y agregó que la persona que manejaba la camioneta “ni paró, se escapó”. “Ya pasó más de una semana y no está preso” denunció.

El martes 24, la familia de Gabriel realizó una manifestación para visibilizar el caso, y pedir la pronta detención de quien atropelló y mató al joven en Lanús. “Se pensaban que mi hijo era un perro, pero él era un nene, 13 años tenía, jugaba a la pelota, todo un futuro” lamentó. “Queremos justicia y que page el que me mato a mi hijo. A mi hijo nadie me lo va a devolver. Mientras él sigue libre, toda su familia y amigos lo lloran. Yo quiero justicia, no voy a parar” concluyó.

Si bien hasta el momento la familia no sabe quién pudo haber atropella a Gabriel, Vanesa pidió que “lo que hizo, y cómo dejó tirado a mi hijo, lo tiene que pagar”.