Lanús: Asesinó a su mujer y se suicidó frente a sus tres hijas

Ocurrió en la zona de Villa Industriales. Tras apuñalar a su pareja, el hombre se electrocutó con un cable enchufado sobre el charco de sangre dejado por el homicidio de la mujer. Las tres hijas presenciaron todo. La más grande – de 12 años – llamó al 911.

Un hombre asesinó este miércoles de varias puñaladas a su mujer y luego se suicidó electrocutándose en un charco de sangre con un cable enchufado a la corriente eléctrica, en un femicidio y posterior suicidio ocurrido frente a las tres hijas de la pareja, en una casa Lanús Oeste, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la calle Humahuaca 2857, de la localidad de Villa Industriales, en Lanús Oeste, donde vivía el homicida y posterior suicida, pese a que la relación con su mujer aparentemente estaba terminada.

Las fuentes informaron que el episodio sucedió delante de las tres hijas de la pareja -una de 12 años, otra de 11 y la más chica de 2-, y fue la mayor quien se despertó, vio a su madre asesinada y su padre le dijo que fuera a la casa de una vecina desde donde llamaron al 911 porque la chica contó que su mamá estaba muerta.

La víctima fue identificada con el nombre Cynthia (38) -el apellido no se informa para no identificar a sus hijas menores de edad- , quien trabajaba como operaria en una fábrica de calzado, y el hombre era Alberto "Cacho" Testa (48), quien estaba desocupado y tenía antecedentes penales.

El jefe de la departamental Lanús, comisario mayor Claudio Blanco, aseguró que "es un hecho de violencia de género" y explicó que la investigación se inició "con un llamado telefónico alrededor de las siete de la mañana, desde la casa de un vecino".

Según el jefe policial, desde esa casa, ubicada a unos 20 metros, llamaron al servicio de emergencia 911 porque la niña de 12 años tocó timbre y les dijo a sus vecinos: "Papá mató a mamá".

La vecina que recibió a la chica, se acercó hasta la vivienda, constató que Cynthia estaba muerta en el comedor y sacó de la casa a las otras dos hijas de la víctima, de 11 y dos años, hasta la llegada de la policía.

Al arribar el personal de la Comisaría de Villa Industriales,  constató que en el living de la vivienda la mujer yacía muerta "con varias puñaladas a la altura del cuello", según detalló Blanco, mientras que el hombre estaba electrocutado en el baño, descalzo y sobre un charco de sangre.

Voceros policiales precisaron que la víctima tenía puñaladas y heridas cortantes en el cuello, a la altura de la arteria carótida, en la nuca y en la región derecha del mentón.

En el baño, Testa presentaba un corte en el lado izquierdo de su cuello y tenía anudado al dedo pulgar de su mano derecha un cable pelado que estaba enchufado al toma eléctrico.

"Creemos que el hombre se peleó con su mujer, la asesinó a puñaladas y luego decidió quitarse la vida en el baño", dijo Blanco a la prensa.

El jefe departamental contó que en una de las paredes del baño, el femicida y suicida escribió con sangre la palabra "perdón".

"La hipótesis que manejamos es que el hombre se cortó mientras apuñalaba a su mujer o quizás se autoprovocó algunos cortes con la intención de suicidarse y, como no lo logró con ese método, descalzo y parado sobre un charco de su propia sangre, cortó el cable de un calefón eléctrico y se electrocutó enchufándolo a los 220 voltios", explicó Blanco.

Voceros policiales indicaron que Testa tenía antecedentes penales y estuvo preso en una causa por piratería del asfalto.

Osvaldo, un vecino de la cuadra, aseguró a la prensa que sabía que Testa era un "ex convicto", que solía tener problemas porque "se drogaba y tomaba", que "era celoso" y que en alguna oportunidad había visto a la mujer "golpeada".

Aseguró que su vecino no tenía un trabajo fijo, sino que hacía "changas de electricidad" y que era la mujer "la que trabajaba y mantenía la casa" y Testa el que "cuidaba a las chicas".

"Hasta el momento no hemos encontrado ninguna denuncia previa de la víctima contra el hombre por violencia de género", dijo Blanco.

Los cuerpos fueron trasladados a la morgue judicial de Lomas de Zamora y la causa, caratulada "homicidio y suicidio", está bajo la investigación de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 de ese departamento judicial.