Lanús: A 9 meses del crimen, el asesino de Maxi Seppia continúa prófugo

Tras 9 meses del hecho, familiares y cercanos de Maximiliano Seppia, un joven asesinado de varios tiros luego de una discusión, exigen que avance la investigación debido a que no hubo grandes aportes desde marzo, mes en el que sucedió el crimen. Micaela Seppia, hermana de la víctima, aseguró en diálogo con DiarioConurbano.com: “Yo creo que los investigadores necesitan salir a la calle, entrar en el barrio, involucrarse. Llevamos la información siempre nosotros, sabemos donde viven los familiares del asesino, donde vivía él y no se allanó”.

La familia, quienes esperan que se detenga al sospechoso del crimen, realizó una marcha  para visibilizar el pedido de justicia por el joven de 22 años que fue asesinado el domingo 4 de marzo pasado en la localidad bonaerense de Villa Barceló, partido de Lanús. La causa está en manos de Gastón Fernández del partido de Lanús, es por eso que la familia marchó desde la estación del distrito hasta la fiscalía.

“Nos atendió el fiscal y dijo que no hay novedades pero nos dijeron que perdieron el celular de Maxi y no lo encuentran. Obviamente les pedimos que lo busquen porque puede haber pruebas. Está todo parado y lo veo muy lento”, explicó Micaela. El celular habría sido una prueba importante debido a que comprobaría que entre el sospechoso y la víctima no había relación.

El asesinato de Seppia ocurrió en Roma y Posadas, tras una pelea que comenzó porque unos jóvenes del barrio comenzaron a cargarlo y a patearle la moto a la víctima. Según la información de los familiares, se desencadenó una pelea y cuando Seppia intentó subirse a la moto para escapar de la misma, el sospechoso disparó cinco veces. El único testigo contundente que prestó declaración fue un joven que vio cuando el asesino disparó hacia Seppia.

“No se supo nada más del asesino. No sabemos de sus movimientos pero algunos dijeron haberlo visto. Pidieron allanamientos desde la fiscalía pero los jueces se niegan, ponen palos. Piden más testigos o pruebas”, argumentó la hermana de Seppia.

En el caso de que no avance la investigación, la familia del joven asesinado estima que tendrán que realizar otra marcha. “Esta lento pero lo último que voy a perder es la esperanza. Va a caer todo en algún momento porque yo voy a seguir muchos años más pidiendo justicia por mi hermano”, apuntó Micaela.