La familia del jubilado asesinado en Turdera denunció que no se busca a los prófugos

A pocos meses de cumplirse un año del crimen de José Gatto, el jubilado de 74 años asesinado por delincuentes en mayo de 2021 en su vivienda de la localidad de Turdera, la familia denuncia que no se busca a los delincuentes prófugos y pide a la justicia que no eleve la causa con solo dos detenidos.

La hija de José Gatto, Agata, manifestó en diálogo con DiarioConurbano.com, que la investigación por el homicidio de su padre, no avanza. “Sigue todo muy confuso. No hay una respuesta positiva en cuanto a los asesinos que siguen sueltos. No cambió nada, están presas dos personas y quieren elevarlo a juicio. No quiero que la causa sea elevada a juicios sin que capturen al resto de los acusados”, afirmó.

Y aseguró: “Los tres o cuatro que iban en el coche la noche que mataron a mi papá están sueltos. Todavía se siguen investigando las cámaras y un montón de cosas, pero lo que no quiero es que se eleve a juicio a dos personas sin tener a la otra parte de la banda”.

Ante esta situación, la familia de la víctima tiene pensado realizar una movilización en los próximos meses para pedir celeridad en la investigación.

“Los que se comprometieron a ayudarme no cumplieron. Los que están trabajando son las fiscalías. Yo no podía más, me tuve que hacer cargo de todo y terminé internada. Mi papá no se murió por una causa natural, él se murió porque hay gente que hace lo que no tiene que hacer y porque hay gente en el poder que cubre estas cosas. No se hizo justicia por mi papá y mi hermano tampoco se merece vivir con esto el resto de su vida”, disparó.

El hecho

El hecho ocurrió el 28 de mayo de 2021, alrededor de las 21, cuando José Gatto, de 74 años, llegó a su casa ubicada junto a su comercio de venta y reparación de radiadores, en la avenida Hipólito Yrigoyen y Azcuénaga, en la localidad de Turdera.

El hombre fue interceptado por dos delincuentes que, a punta de pistola, lo ingresaron por la fuerza a su vivienda. Allí se toparon con su hijo, Nahuel, a quien golpearon. El hombre fue llevado, amenazado, por los delincuentes al comercio. Previamente, los sujetos ataron a su hijo.

Al parecer, el comerciante habría intentado forcejar con los ladrones y uno de ellos le disparó dos veces. Luego, escaparon en la camioneta Berlingo de la víctima.

En la causa interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°11 especializada en Entraderas y Escruches del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.