La familia del hombre asesinado en Santa Catalina pide más seguridad en la zona

Luego de la detención de dos jóvenes por el crimen de Mario Aguirre, un hombre asesinado de un palazo en la cabeza en un robo ocurrido en Santa Catalina, la familia exige mayor seguridad en la zona. El hecho sucedió el 11 de noviembre último cuando Aguirre estaba con su novia merendando. Hay dos menores detenidos.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Luis Borda, cuñado de Aguirre, contó que su prioridad es que “se haga justicia”. “Por lo menos logramos dar con los autores, eso nos deja un poco más tranquilos más allá de la pérdida que significó para mi hermana”, aseveró. 

La familia temía que la falta de pruebas dificultara la investigación ya que la novia de la víctima fue la única testigo y no pudo verle con detenimiento las caras. 

“No podemos saber si son ellos o no, la policía sabrá porque hicieron el seguimiento desde que encontraron la billetera y será la justicia la que los juzgue. Esperamos que si fueron ellos (por los detenidos de 15 y 17 años) paguen lo que tengan que pagar”, afirmó Luis.

Además de exigir justicia, la familia de la joven explicó que es necesario que haya más seguridad en la Reserva debido a que es el pulmón verde más grande de Lomas de Zamora, concurren muchos vecinos pero es muy solitario en su interior.

“Esto afecta a todo el que vive por acá, no podes disfrutar de un lugar tan lindo porque no sabes si volvés vivo y no hablo de que te afanen con un arma, sino de que te maten con un palo ya”, aseveró.

Con respecto a la hipótesis de que Aguirre se resistió, Borda opinó que es “imposible que se haya resistido”. “Lo mataron a sangre fría una vez que ya se iban los dos asaltantes y mientras la Reserva siga siendo tierra de nadie, estas cosas van a seguir pasando”. 

Aguirre era correntino pero vivía en Avellaneda y la pareja había empezado a salir hace poco. Esa tarde fueron a tomar mate en la Reserva y mientras sacaban fotos, escucharon un “quieto, quieto” de atrás.  

Dos jóvenes aparecieron de espaldas a la pareja y golpearon con un palo a Aguirre, quien los empujó. Cuando tomaron las pertenencias de la pareja, golpearon nuevamente en la frente a la víctima, herida que terminó con su vida.

“Ella le pidió por favor a la policía que lo lleven, que ella se hacía cargo pero esperaron a la ambulancia y cuando llegó él ya estaba con problemas para respirar y no lo llevaron a pesar de eso”, manifestó el cuñado de la víctima.